Editor: Esdras Mendoza Rios

Entradas etiquetadas como ‘miedo’

Vuélvelo a intentar…

muchacho

 

Cuando aprendimos a manejar una bicicleta, sin duda alguna, nos caímos muchas veces e incluso nos golpeamos y en la mayoría de los casos nos dolió. Pero siempre nos volvimos a montar una y otra y otra vez para volver a intentar, porque de esa forma superamos el miedo y el sentimiento de fracaso. Todo eso hasta que dominamos el “difícil” arte de montar en bicicleta.

Hoy, si estás leyendo esto, Dios te dice que vuelvas a intentarlo, que no te desanimes porque el fracaso no debe dominarte. Lo peor que puedes hacer es quedarte paralizado y no intentarlo de nuevo.

Anuncios

Amar a Dios

Amar a Dios. (Basado en Génesis 39: 1-9)

Hoy quiero hablarles de algo que me ha tocado en mi propia vida. Es una evaluación a mi propia espiritualidad y que es lo que me hace estar cerca de Dios. ¿Por qué en tiempos de dificultad se genera en los creyentes por un lado duda, miedo e incredulidad? Y por otro lado en otros lo único que tienen son ¨slogans” vitamínicos para generar falsas expectativas en las dificultades. ¿Qué nos ha pasado? O mejor dicho ¿Qué me ha pasado? Y esto es lo que he descubierto. Quizás no sea su experiencia (aunque lo dudo) pero me ha retado.

Tiene que ver totalmente con los religiosos, o si tú prefieres, con la idea religiosa de Dios, aquello a lo que Saramago llamó “factor Dios” (la manera en como Dios es percibido, creído, tratado por los que creen). La religión, en el sentido del “factor Dios”, de hecho, es un escondrijo para gente mediocre,  cobarde e infantil. No son pocos los que se apegan al “factor Dios’ en busca de consuelo para su infelicidad existencial y sobreviven del sueño del paraíso post mortem, entregando la historia a los oportunistas. Muchas personas buscan en Dios al padre que nunca tuvieron o que quisieran haber tenido, quiero decir, aquel protector y proveedor incondicional a quien correr cuando la vida se pone de cuadritos. Hay otros que se amparan en Dios huyendo exactamente de la posibilidad de encarar los problemas de la vida, en rechazo de asumirla responsablemente.

Y aunque no culpo a estos hermanos en Cristo (Ya que ellos son el reflejo de todas las predicaciones y enseñanzas mal orientadas) pero me avergüenzo que el mundo evangélico (¿Quizás también el Católico?) está plagado de este tipo de “Deísmo” o “espiritualidad”. ¿Qué es lo que hace que un pueblo se afilie con la religión y la caricatura de Dios en lugar con el Dios verdadero? ¿Será que debemos empezar a hablar de otro Dios, diferente al que se habla hoy? ¿Y por qué “otro Dios”? Porque un Dios que genera allegados, infantiles y cobardes no es Dios (con mayúsculas) , es un dios(con minúsculas). Un Dios “de espaldas amplias”, responsabilizado de todas las heridas de la vida, demandado a solucionar rápidamente la incomodidad de sus fieles, no es Dios, sino un dios, un ídolo.

La Biblia dice que “El que tiene oídos oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias”.

La vida cristiana, la vida del hombre tiene un solo significado, escuche, Dios te está hablando a ti hoy, tu vida tiene un significado, un propósito, un deber, uno solo: “Amar a Dios sobre todas las cosas” (más…)

Amar a Dios

Génesis 39: 1-9

1Llevado, pues, José a Egipto, Potifar oficial de Faraón, capitán de la guardia, varón egipcio, lo compró de los ismaelitas que lo habían llevado allá.  2 Mas Jehová estaba con José,y fue varón próspero; y estaba en la casa de su amo el egipcio.       3Y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano.   4Así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y él le hizo mayordomo de su casa y entregó en su poder todo lo que tenía.   5Y aconteció que desde cuando le dio el encargo de su casa y de todo lo que tenía, Jehová bendijo la casa del  egipcio a causa de José, y la bendición de Jehová estaba sobre todo lo que tenía, así en casa como en el campo.   6Y dejó todo lo que tenía en mano de José, y con él no se preocupaba de cosa alguna sino del pan que comía. Y era José de hermoso semblante y bella presencia.  7Aconteció después de esto, que la mujer de su amo puso sus ojos en José, y dijo: Duerme conmigo.  8Y él no quiso, y dijo a la mujer de su amo: He aquí que mi señor no se preocupa conmigo de lo que hay en casa, y ha puesto en mi mano todo lo que tiene.   9 No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?”

La Biblia dice que “El que tiene oídos oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias”.

La vida cristiana, la vida del hombre tiene un solo significado, escuche, Dios te está hablando a ti hoy, tu vida tiene un significado, un propósito y un deber, uno solo: “Amar a Dios sobre todas las cosas”

Si nunca has amado a Dios o si lo estas amando por las razones equivocadas, estás en desobediencia, estás actuando negligentemente, omitiendo, negando a Dios en tu vida.

No se trata de cumplir con normas religiosas de tu religión o denominación  ¡No!

Hemos escuchado mucho esta palabra “unción”, hemos escuchado mucho la palabra “gloria”, también últimamente escuchamos mucho la palabra “prosperidad”, hablamos de la palabra “bendiciones”, se nos recuerda “las promesas de Dios”, pero deberíamos oír más a menudo la mayor palabra, que representa, simboliza y que se identifica con el evangelio, con la persona de Dios y con toda la biblia, esa palabra es Amor, y toda la ley,  toda la Biblia se resume en esa palabra Amor, el mayor mandamiento de la biblia es Amor, la Biblia dice que “Dios es Amor” la propia Biblia es una carta de amor, está diseñada y basada en el amor.

La iglesia no ha aprendido que es amar a Dios, no estoy diciendo que no ha oído del deber de amar a Dios, lo que estoy diciendo es que la iglesia no sabe que  tiene  que amar a Dios.

Y aquí es donde hemos fallado, no hemos siquiera entendido que es amar a Dios, cuanto más que lo estemos amando.

Entienda, que lo más importante de tantas leyes, mandamientos preceptos etc.  No es temer,  no es obedecer, lo más importante no es cantar, no lo es también predicar o leer la palabra, lo más importante no son nuestros cargos, ni importa cuántas cosas que yo hago para la iglesia, lo más importante que Dios requiere de mí y de ti es Amarlo.

Escuche e intente entender lo que el versículo nos dice: “No hay mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos…” Juan 15:13, el mayor sentimiento que el hombre puede tener y expresar hacia esta humanidad, el mayor sentimiento de cada hombre o mujer, es el amor; Y el mayor sentimiento que Dios espera y desea que tú seas capaz de  expresar es el amor a él, entonces ¡Amalo!

Si tú no has sabido esto, porque tú creciste escuchando solamente bendiciones. (más…)

Nube de etiquetas