Editor: Esdras Mendoza Rios

Entradas etiquetadas como ‘predicador’

El patrón de todo predicador

Extractos acerca de la oración Parte 4

 ¡Es mucho lo que nos perdemos por estar centrándonos en lo poco! Jesús regañó a Jacobo y a Juan. No obstante, léase Mateo 20: 20 – 28 como si fuera la primera vez. La madre y los hijos vinieron a Jesús y le adoraron. Aun dando lo mejor de sí, ¡el hombre falla! Ninguno es perfecto. Ellos hicieron una petición. Nótese la respuesta de Jesús: “¿Qué quieres?”. Jesús desea que le pidamos; quiere darnos a nosotros. No es erróneo venir ante Jesús, y pedir de él. El regaño de Jesús es serio, incluso severo. “No sabéis lo que pedís”.

Jacobo y Juan fueron apellidados “Hijos del trueno” por Jesús. El tiempo y la madurez cambiaron la forma como eran conocidos. Jacobo fue el primer apóstol en ser martirizado. Juan se convirtió en el amado “apóstol del amor”. Siendo honestos, miramos con horror lo que alguna vez deseamos. Lo que alguna vez codiciamos resulta ahora repulsivo. La oración nos transforma porque nos madura.

Los otros apóstoles estaban indignados con Jacobo y Juan—esto puede significar que, sencillamente ¡estaban disgustados por no haber pensado ellos antes en tal petición!

Habrá alguno que ore pidiendo lluvia; mientras que otro estará orando porque brille el sol. Hay oraciones que se neutralizan unas a otras. Dios hace que llueva sobre los justos y los injustos. Dios no puede contradecirse a sí mismo. Con cerca de cinco mil millones de habitantes que hay en el mundo, ¡Dios tiene sus manos llenas! ¡Reconózcalo! Muchas oraciones son juveniles. ¡Son egoístas y erróneas! Miramos a Jacobo y a Juan con indignación, luego les tenemos lástima, y por último nos causa risa. ¡Son iguales a nosotros! (más…)

Nube de etiquetas