Editor: Esdras Mendoza Rios

Entradas etiquetadas como ‘perdon’

Imagen

y Ahora un chiste…

Perdonado…inicia la aventura.

PEREGRINOSSucot

“Salieron, pues, los hijos de Israel de Ramesés, y acamparon en Sucot Números 33:5

Liberados de la esclavitud por la sangre

Vamos al libro de Números, capítulo 33. Hoy tomaremos a manera de epígrafe o versículo inicial el versículo 5. Números 33:5. : “Salieron, pues, los hijos de Israel de Ramesés, y acamparon en Sucot “.

Esa palabra, salieron, es muy grande, pero la palabra salieron, se debe a la siguiente palabra: pues. Salieron, pues. Habíamos visto primero lo que era Ramesés. Todo lo que significaba Egipto en sentido espiritual; la condición pecaminosa heredada de nuestra carne, el pecador, el pecado, la naturaleza pecaminosa del pecador; porque al decir pecador podría decirse del que comete pecado, pero no es suficiente la palabra, el pecador es más grande, el pecador es la persona sujeta al poder del pecado, porque en él por naturaleza opera la ley del pecado y de la muerte que está en la carne y que hemos heredado de Adán; no hay opción en esto. Ningún hombre es libre de esta condición, excepto el Señor Jesús, que venció al pecado en la carne y fue libre del pecado y vino a librarnos, a sacarnos de ese aspecto. Pero ¿qué veíamos que era Ramesés? la situación en Egipto; no sólo la esclavitud a lo que somos, sino a lo que hemos hecho; también al mundo y el mundo en sus dos sentidos: el mundo visible, o sea el sistema de cosas, y también el príncipe de este mundo y sus principados, lo que en la Biblia se llama la potestad de las tinieblas. El mundo, el pecado, los pecados o la naturaleza pecaminosa, todas esas cosas están incluidas en sentido espiritual debajo de esa palabra Egipto, y en este caso, Egipto está representado aquí por Ramesés, la ciudad en la que estaban obligados a hacer ladrillos los israelitas, y de la cual el Señor con mano poderosa, a través de la pascua, los sacó.

“Salieron, pues”; esto es una obra inmensa del Señor, desde el capítulo 1 de Éxodo hasta el capítulo 12 ahí tenemos todo el proceso de lo que era Ramesés, de lo que fue (más…)

Una mentira que camina.

Congreso de Santidad 2011, México D.F.

Descarga en tu computadora y escucha las conferencias del Dr. Accel Ruiz:

1er conferencia día 1
2da Conferencia día 1
1er Conferencia día 2
2da Conferencia día 2.

.

Terminó el Congreso de Santidad 2011, y nos dejó a cada uno de los que pudimos  provechar esta oportunidad un sentir generalizado de la importancia de la vida de  santidad, sobre todo cuando aterriza a aspectos del diario vivir en comunidad, además de sorprendernos cada vez más al profundizar en el estudio de la escritura y ver como pasajes que normalmente no lo conectamos a una vida de santidad, -por citar uno nada mas como ejemplo : Proverbios 31 – , y ver como la palabra de Dios es viva y eficaz, y a pesar de pasan y pasan los años, cada vez se descubren nuevas cosas que han estado ahí pero hasta ahora están saliendo a la luz, a los que fuimos y nos expusimos a las enseñanzas del Dr. Freddy Arreola y Dr. Accel Ruiz, no nos quedó más remedio que reconocer que nos falta mucho por aprender y largo camino por andar.

Gracias hermanos, que Dios siga prosperando sus ministerios y vidas, y que aun compartan con el pueblo nazareno muchas más enseñanzas con el propósito de agradar y vivir la vida que Dios demanda de nosotros.

Les quiero compartir un pequeño aporte de lo que vimos, tan solo es una corta reflexión de una de las conferencias, espero motivarte a interesarte sobre la vida de santidad.

Basado en el libro de Juan (1ª de Juan 1)

En el caso de las Epístolas de Juan existe el problema que aparentan contener pensamientos disgregados, obvios y casi simples. Se tiene la impresión que Juan divaga y se repite a sí mismo de la manera que lo hace un anciano. A menudo parecería que Juan se está dirigiendo a niños pequeños.

La clave para apreciar las Epístolas de Juan es percibir que estas epístolas son:

  • Cuidadosamente ordenadas y razonadas con mucha precisión;
  • Llenas de un contenido espiritual profundo que solamente se encuentra en ellas.
  • Sumamente relevantes para las situaciones más peligrosas que confrontan las iglesias hoy en día.

Podemos observar una conciencia sensible a la santidad…

Por ejemplo, veamos una perspectiva de Tres  “SI” condicionantes que nos llevan a descender a un sótano oscuro desde donde ya no podemos ver la luz para nuestras vidas, bajando de escalón en escalón. (más…)

Si se humillare mi pueblo…

“Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanará su tierra” (2 Crónicas 7.14).

 

El contexto es la oración. El templo que había sido construido por Salomón, estaba
siendo inaugurado. Este fue uno de los grandes días de la historia de Israel. Salomón pronunció la oración del templo en 2 Crónicas 6. ¡Dios escuchó y aceptó esa oración!. La respuesta de Dios se encuentra en el capítulo 7. Este es el contexto del texto que estamos estudiando. Léalo… conózcalo. Este texto revela la filosofía bíblica de la oración. En realidad, en 2 Crónicas 7.14 se encierra todo sobre la oración, en sólo un versículo.

Es importante la forma en la adoración y en la oración. Es algo que básicamente se ha abandonado hoy día. La oración tiene forma. Salomón había llamado a los ancianos, y a los sacerdotes de todas las tribus, para que estuvieran presentes en la inauguración del templo. Todo lo necesario estaba en su lugar correspondiente. El día se había declarado santo. La forma tiene el lugar que le corresponde. Dios es un Dios de orden. Israel estaba unido y en paz.

“Si… mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado,..”. La oración es un privilegio único de los hijos de Dios. Puede que haya excepciones en las que Dios escuche a los pecadores (Hechos 10:4) —pero ello no es la regla.’ La oración es para su familia. Esto es algo que a menudo se ignora cuando estudiamos la oración “en el nombre de Jesús”. Dios escucha y responde las oraciones de sus hijos. El texto bajo estudio se da en Jerusalén, en el templo de Dios. La nación se había reunido para adorar a Dios. Este es el
suelo en el que la oración florece. (más…)

Nube de etiquetas