¡Viaja inteligentemente!

Entradas etiquetadas como ‘job’

El carácter de un hombre santo

Job 1:1-5

Por: Pastor Ariel Perez G.

 “Había una vez, en cierto país llamado Uz, un hombre muy bueno y honrado. Siempre obedecía a Dios en todo y evitaba hacer lo malo. Se llamaba Job. Era el hombre más rico en la región del este. Tenía siete hijos y tres hijas, y  muchos esclavos a su servicio. Además, era dueño de siete mil ovejas, tres mil camellos, mil bueyes y quinientas asnas. Los hijos de Job hacían grandes fiestas, y siempre invitaban a sus tres hermanas para que comieran y bebieran con ellos. Eran tantas las fiestas que hacían, que se iban turnando entre ellos. Después de cada fiesta, Job llamaba a sus hijos y celebraba una ceremonia para pedirle a Dios que les perdonara cualquier pecado que pudieran haber cometido. Se levantaba muy temprano y le presentaba a Dios una ofrenda por cada uno de sus hijos. Job hacía esto pensando que tal vez sus hijos podrían haber ofendido a Dios o pecado contra él. Para Job, esto era una costumbre de todos los días” (BLS).

 INTRODUCCIÓN:

 La Escritura nos presenta una sección narrativa de un hombre de carácter recto, intachable, que temía a Dios y apartado del mal, que vivía en la región de Uz, fuera del territorio de Israel. Quien gozaba de gran prosperidad, rodeado de una familia numerosa, hasta que de la manera más imprevista se vio sometido a una prueba terrible: perdió todos sus bienes, se quedo sin hijos y contrajo una horrible enfermedad. Y en medio de todas sus
desgracias no dejó de bendecir el hombre de Dios (1:21).

 Sufrir cuando pecamos tiene mucho sentido porque decimos que eso es justo. Pero pensar
en el sufrimiento de los justos, naturalmente se cataloga como algo inmerecido.
En este relato pareciera que Dios está abandonando e  ignorando porque no se ve respuesta de Dios alguna, más bien pareciera como si Dios se rehúsa a responderle y a defender su causa.

 El sufrimiento de Job era por todos lados, físico, emocional, pero también espiritual, pese a su vida espiritual que mantenía hacia Dios. Sin embargo al final de la historia se ve que Dios muestra su justicia dándole muchas más grandes bendiciones. El sufrimiento no es absurdo. Tiene su sitio y su sentido en el proyecto y en el misterio de Dios, para con el hombre. Ante esta situación cabe hacernos una pregunta: ¿Cómo mantener un carácter santo, ante las circunstancias de la vida? Ante esta pregunta la Biblia tiene la respuesta.

 I.- EN LO ESPIRITUAL (V.1)

 Analicemos el carácter de este hombre santo, desde la perspectiva de su vida: (más…)

Anuncios

Nube de etiquetas