Editor: Esdras Mendoza Rios

Empatía

empatia

Inteligencia emocional – La Empatía.

Un diccionario define empatía como “sentimiento de participación afectiva de una persona en una realidad ajena a ella, especialmente en los sentimientos de otra persona.” También se ha dicho que es la capacidad de ponerse uno mismo en el lugar del otro. De modo que para tener empatía, en primer lugar hay que comprender las circunstancias de los demás y, en segundo lugar, participar afectivamente en los sentimientos que esas circunstancias provocan en ellos. En efecto, la empatía implica sentir en nuestro corazón el dolor de otra persona.

No poder sentarse a platicar con la gente sin juzgarla es falta de empatía. El juicio, que es algo muy cercano, lo utilizamos con demasiada libertad. No se trata de juzgar sino de entendernos unos con otros, no sólo de lo que está pensando la gente sino cómo se está sintiendo la otra persona.

El mostrar empatía y entender su significado es tan sólo una parte de la inteligencia emocional, la habilidad de identificar y manejar las propias emociones y las emociones de otros.

Dile a la gente cómo te sientes y también cómo la percibes, sin juzgar. “¿Estás preocupado? ¿hay algo en lo que te pueda ayudar?” Manifestar abiertamente las emociones de una manera transparente y lo que uno percibe de las personas hace que la gente se acostumbre a que tú no los vas a juzgar y a que tú te preocupas por su estado emocional.

Desarrollar empatía es un camino que puede transitar poco a poco. Comienza a interesarte genuinamente por aquellos con los que trabajas y pronto notarás la diferencia.

En este proceso también tiene un papel importante la observación. El proceso comunicativo no sólo consta de palabras, sino de otro tipo de manifestaciones como el lenguaje corporal, por ejemplo. Así que es necesario que observes a la pregunta, pero también que en este ejercicio “no juegues al adivino.” Obsérvalo y pregúntale cómo se siente.

El objetivo es demostrarle a la gente que se tiene la mejor disposición de escuchar, ayudarla y hacerla estar en el mejor estado emocional posible.

En la Biblia no aparece esta palabra moderna como tal, pero hay muchas acepciones que encajan con la connotación que actualmente tiene esta palabra.

“Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables;” – 1a Pedro 3:8

“Si alguno está alegre, alégrense con él; si alguno está triste, acompáñenlo en su tristeza. Vivan siempre en armonía. Y no sean orgullosos, sino traten como iguales a la gente humilde. No se crean más inteligentes que los demás.” – Romanos 12:15-16

La empatía se puede desarrollar si transformas tu manera de ver las cosas, diferentes a como lo ven la mayoría que solo piensan en si mismos y no en agradar a Dios. – Romanos 12:2 (en paráfrasis mía.)

La empatía es un fruto del Espíritu Santo, la bondad. – Gálatas 5:22

A propósito, a la inteligencia emocional se le llama en la Biblia, vivir en el Espíritu.

bannerp2

 

 

“Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.” – Mateo 25:29

Esta es la parábola del siervo negligente (parábola de los talentos), donde le dan a uno 5,000 monedas de plata, a otro 2,000 y a otro 1,000, esto según su capacidad. Historia corta, al final los que tenían la capacidad de manejar y duplicar, fueron recompensados y el que no, hasta lo que tenía se lo quitaron.

Los que fueron bendecidos fue porque se arriesgaron y el que no actuó, por tener miedo a perder, no fue bendecido.

Si queremos ser bendecidos tenemos que aumentar nuestra capacidad (mental, espiritual, emocional, educativa) para estar preparados para recibir más.
1.- Hay que desarrollar más capacidad y para aumentar esa capacidad tenemos que transformar nuestra manera de pensar, diferente a la de este mundo, del sistema de valores en que nos movemos, y así tener seguridad para actuar sin miedos, hay que estudiar la información correcta y aplicarlos. Y esto de continuo.

2.- No podemos postergar decisiones basadas en miedos. Cuantas personas por miedos, dejan pasar oportunidades a lo largo de su vida – por irse a la segura y no arriesgarse- al final terminan sin nada.

3.- Se una persona diligente en aumentar tu capacidad para que tengas mas. Vence los miedos, estudiando información positiva, asociándote con personas que te enriquezcan, que te eleven y saquen lo mejor de ti y así estarás listo para recibir mas bendiciones.

¿Estás acudiendo continuamente a la fuente de sabiduría?
¿Con quien te estás relacionando?
¿Qué información estás estudiando que aumente tu capacidad?
¿Qué acción estas tomando para vencer tus miedos?

¿Estas listo para tener más?
¡Ya sabes lo que tienes que hacer!

Prueba superada \o/

IMG_1148

hacha.png

Para los que piensan que con  todos los cambios en las leyes permitiendo cosas que la palabra de Dios dice que son ofensivas a Él y que van en contra de la sociedad, no le pasará nada a la iglesia, que no va a llegar a cimbrar sus bases, sus argumentos y su convicción, déjenme decirles que, hace muchos años, sucedió algo parecido.

Según sé, que las cosas quedaron escritas con un propósito: “Estas cosas les sucedieron como ejemplo, y fueron escritas como enseñanza para nosotros, para quienes ha llegado el fin de los siglos.” (1a Corintios 10:11)

Nacido de mujer, no hubo otro como Él, según palabras del propio Señor, refiriéndose al profeta Juan “El bautista”, una dedicación al propósito de su venida, a la pasión por Dios, una vida consagrada de tal forma, que pensaríamos que nada malo pudiera pasarle, porque la gracia de Dios estaba con él y así mismo brillaba la luz de Dios en su vida.

Pero, las autoridades, estando en el poder se obcecan, y parece que pueden hacer todo lo que les parezca, incluso contra las leyes universales y eternas establecidas por el Eterno. Haciendo caso omiso de lo que hasta el momento imperaba, el representante del gobierno en turno, contra toda lógica sensata y toda ley guardada, toma para si a la mujer de su hermano.

¡A ver quien se atreve a decirle algo! Pues bien, para eso estaba Juan, quien no se cansó de denunciar el pecado, aun en su propia cara. Esto le costo el encarcelamiento.

No hubo nada milagroso, ningún Ángel vino a prestar auxilio, no se soltaron las cadenas ni se derribaron los muros…algo estaba a punto de suceder.

Algo que va contra nuestra percepción de lo que deben ser las cosas y lo que les debe suceder a los hijos de Dios.

El mal a todo lo que da, sin rendirle cuenta a nadie, y sin que “nadie” intervenga y ponga límite a sus desvaríos. Ahora ya no es nada más la mujer de su hermano, ahora los ojos están puestos en la hija de su hermano, a quien tampoco parece desagradarle la idea, se ha preparado mucho para ese momento, ha practicado, a seleccionado la vestimenta adecuada, la vestimenta de la tentación, la vestimenta del pecado. Al fin y al cabo tiene el “poder”. Pudo más el desenfreno sexual que amoldarse a los lineamientos de Dios, pudo más ceder a las peticiones de personas inmorales y sucias, pudo mas que el temor a Dios. Aunque sabía que era Santo, por eso no lo había matado antes, sucumbió ante la presión social, atado bajo sus mismas palabras.

Se dictó sentencia, y es traída la cabeza del mayor de los profetas como muestra de la afrenta a Dios y como prueba de la bajeza del hombre. Se tuvo la delicadeza de traerla en una charola de plata, exhibiendo la impunidad, la deshonra, la falta de respeto a las leyes divinas. ¡Que siga la fiesta!

Es noche de celebrar, ha vencido el culto a lo sensual, a los sentidos, a la bajeza, ¡Ha caído un grande! ¡Ha triunfado el mal!

Esperábamos otro resultado, pero así es la palabra, desenmascara todo lo malo que somos, y lo peor, es que no aprendemos la enseñanza.

El profeta Juan se atrevió a denunciar de frente, hoy parece que escondemos nuestra cabeza para salvarla, y callamos nuestras voces. Isaías nos reprende:

“Pues los líderes de mi pueblo, los guardianes del Señor, sus pastores, son ciegos e ignorantes. Son como perros guardianes silenciosos   que no advierten cuando viene el peligro. Les encanta estar echados, durmiendo y soñando.” (56:10)

¡Cuidado! No sea que terminemos como ellos, uniéndonos a su fiesta:

“Vengan —dicen ellos—, consigamos vino y hagamos una fiesta. Emborrachémonos todos.
¡Mañana lo haremos de nuevo, y tendremos una fiesta aún más grande!.” (56:12)

Durmiendo con ella…

paralisis31

Anoche dejé a mi amada y me acosté con ella. Me hace sentir mal, lo acepto, pero ¿Qué puedo hacer? Me desperté por la mañana y aun seguía allí a mi lado. Camino dando vueltas en la habitación mientras me persigue. Salgo rápidamente y me dirijo a la alcoba y ahí estabas tú, amada mía, durmiendo tan plácidamente. Luces hermosa de verdad. Me acerco con cautela y te abrazo. Te sonríes y acaricias mi cabello. Te pido disculpas por haberme enojado, por haberme ido a dormir a la otra habitación. Te cuento que ella no me dejó dormir. ¿Quién ella? me preguntas. La culpa, te respondo y me quedo abrazado a ti. Tu también me abrazas. Gracias por ser tan comprensiva.

Porque a veces nos enojamos sin sentido.

Poligamia

Poli

Leyendo el reglamento de tránsito local, llegué al apartado donde dice: “Si algún conductor de vehículo automotor se pasa la luz roja, se hará acreedor a una multa que va desde…” y continua dando los montos a pagar.

Pregunta: Al estar contemplado el pasarse una luz roja ¿Significa que el reglamento fomente o permita o esté de acuerdo en que los conductores se pasen la luz roja?

Pues bien, andan circulando imágenes, desvirtuadas, tratando de no reconocer la autoridad que tiene la Palabra, por poner un ejemplo, indicando que la Biblia promueve o permite la poligamia, citando un pasaje de Deuteronomio 21:15-17 Donde se habla acerca de un hombre que pudiera tener dos mujeres.

Regular una ley en defensa de algo justo, como en el caso de las multas, no significa que la Biblia promueva o permita, más bien, regula en favor de la justicia.

“15Si un hombre tuviere dos mujeres, la una amada y la otra aborrecida, y la amada y la aborrecida le hubieren dado hijos, y el hijo primogénito fuere de la aborrecida; 16 en el día que hiciere heredar a sus hijos lo que tuviere, no podrá dar el derecho de primogenitura al hijo de la amada con preferencia al hijo de la aborrecida, que es el primogénito; 17 mas al hijo de la aborrecida reconocerá como primogénito, para darle el doble de lo que correspondiere a cada uno de los demás; porque él es el principio de su vigor, y suyo es el derecho de la primogenitura. ” – Deuteronomio 21 : 15-17

Te pienso…

tumblr_mxo29cfR3o1t5jg7lo1_500

 

Te pienso así de mía, te pienso así de extraña. Yo pensaba que eras mía y me entero que también vives en otras mentes. ¿Cómo reclamar derechos de pensamiento si yo te pensé primero? Lo malo es que para el corazón no existe mente que valga. Te siento así de mía y te siento asi de extraña.

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 49 seguidores