Editor: Esdras Mendoza Rios

¿Qué sucede cuando
Alabamos a Dios?

Pablo y Silas pasaron momentos difíciles, pues ambos fueron azotados y luego echados dentro de una cárcel oscura y sucia. ¿Qué harías tú en semejante situación? ¿Qué haría yo? Lo que hicieron estos dos prisioneros es sorprendente: comenzaron a cantar himnos a Dios (Hechos 16), ¿alabar en estas circunstancias? Como que ellos sabían algo que nosotros muchas veces desconocemos. ¡Qué increíble! Las paredes se derribaron y los grilletes fueron rotos ¡Plena libertad de opresión!

Josué 6:2 “Mira, Yo he puesto en tus manos a Jericó y a su rey y a todos sus valientes. Dad la vuelta a la ciudad una vez al día todos los hombres de armas. Y haréis esto por espacio de seis días. Y al séptimo tomen los sacerdotes siete trompetas de las que sirven para el jubileo, y vayan delante del Arca del Testamento, y en esta forma daréis siete vueltas a la ciudad, tocando los sacerdotes sus trompetas; y cuando se oiga su sonido más continuado y después más cortado, e hiriere vuestros oídos, todo el pueblo gritará a una con grandiosísima algazara, y caerán hasta los cimientos los muros de la ciudad por todas partes, y cada uno entrará por la que tuviere adelante”.

¿Cómo? ¡No pelearemos con nuestras armas!

Claro que no, ustedes sólo obedezcan y verán la salvación de Dios, porque a través de la alabanza (grandiosisima algaraza) él desatará su fuerza libertadora y hará que las barreras sean disipadas delante de ti como se desmorona la arena.

En el camino de Jericó a Jerusalén vemos la curación del ciego en las puertas de acceso. El  relato, uno de los más bellos del Nuevo Testamento, hace referencia al suceso.
“En aquel tiempo, cuando se acercaba Jesús a Jericó (sugerente ¿no?), estaba un ciego sentado junto al camino pidiendo limosna; al oír que pasaba gente, preguntó qué era aquello. Le informaron que pasaba Jesús el Nazareno y empezó a gritar, diciendo: ¡Jesús,
Hijo de David, ten compasión de mí! Los que iban delante le increpaban para que se callara, pero él gritaba mucho más: ¡Hijo de David, ten compasión de mí! Jesús se detuvo, y mandó que se lo trajeran y, cuando se hubo acercado, le preguntó: ¿Qué quieres que te haga? Él dijo: ¡Señor, que vea! Jesús le dijo: Ve. Tu fe te ha salvado. Y al instante recobró la vista, y le seguía glorificando a Dios. Y todo el pueblo, al verlo, alabó a Dios”. Lucas 18: 35 – 43

Hasta este momento nadie había adorado así a Jesús, ¡Hijo de David! Con esto él estaba reconociendo que Jesús era el mesías por lo tanto era Dios y lo proclamo a los cuatro vientos sin importar lo que los demás pensaran al respecto, el resultado: ¡Recobro la vista! Pero si se dan cuenta también produjo un ¡Aleluya! Que traducido es: ¡Alabemos a Jehová! –De la raíz hebrea Hallal que se traduce como Alabanza y la combinación con
el sufijo Yah que es la contracción poética de Yahvé – “… y le seguía glorificando a Dios. Y todo el pueblo, al verlo, alabó a Dios

Porque no leemos ahora 2 Crónicas 20 “14 Y estaba allí Jahaziel hijo de Zacarías hijo de Benaía, hijo de Jeiel, hijo de Matanías, levita de los hijos de Asaf, sobre el cual vino el
espíritu de Jehová en medio de la reunión; 15 y dijo: «Oíd, todo Judá, y vosotros habitantes de Jerusalén, y tú, rey Josafat. Jehová os dice así: “No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande, porque no es vuestra la guerra, sino de  Dios. 16 Mañana descenderéis contra ellos; mirad, ellos subirán por la cuesta de Sis y los hallaréis junto al arroyo, antes del desierto de Jeruel. 17 No tendréis que pelear vosotros en esta ocasión; apostaos y quedaos quietos; veréis como la salvación de Jehová vendrá sobre vosotros. Judá y Jerusalén, no temáis ni desmayéis; salid mañana contra ellos, porque Jehová estará con vosotros”». 18 Entonces Josafat se inclinó rostro a tierra, y también todo Judá y los habitantes de Jerusalén se postraron ante Jehová para adorar a Jehová. 19 Y se levantaron los levitas de los hijos de Coat y de los hijos de Coré para alabar con gran clamor a Jehová, el Dios de Israel. 20 Cuando se levantaron por la mañana, salieron al desierto de Tecoa. Mientras ellos salían, Josafat, puesto en pie, dijo: «Oídme, Judá y habitantes de Jerusalén. Creed en Jehová, vuestro Dios y estaréis seguros; creed a sus profetas y seréis prosperados».21 Después de consultar con el pueblo, puso a algunos que, vestidos de ornamentos sagrados, cantaran y alabaran a Jehová mientras salía la gente armada, y que dijeran: «Glorificad a Jehová, porque su  misericordia es para siempre».22 Cuando comenzaron a entonar cantos de alabanza, Jehová puso emboscadas contra los hijos de Amón, de Moab y de los montes de Seir que venían contra Judá, y se mataron los unos a los otros… 27 Después todos los hombres de Judá y de Jerusalén, con Josafat a la cabeza, regresaron a Jerusalén gozosos,  porque Jehová les había colmado de gozo librándolos de sus enemigos. 28 Y entraron en Jerusalén, en la casa de Jehová, con salterios, arpas y trompetas. 29 Cuando supieron que Jehová había peleado contra los enemigos de Israel, el terror de Dios cayó sobre todos  los reinos de aquella tierra. 30 Y el reino de Josafat tuvo paz, porque su Dios le dio paz por todas partes.

¡Ese es el poder de la alabanza de obediencia y fe!

¿Dónde te encuentras ahora mismo? ¿Te encuentras en una cárcel ahora? ¿Estás enfrentando un enemigo más poderoso que tú? Sé que no todas las cárceles son hechas con manos humanas, y, muchas veces, el enemigo nos ataca interiormente, pero el
principio es el mismo: La alabanza es una herramienta poderosa (“Porque las armas de nuestra milicia, no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas” 2 Corintios 10:4) de liberación y salvación.
Algo sucede cuando ponemos nuestra mirada sobre el Dios de toda la creación y
no en nuestra propia situación. Nuestra fe crece cuando dejamos de mirar nuestra situación y miramos a nuestro Salvador, Sanador, Libertador y Padre.
Esto es lo que sucede cuando comenzamos a alabar, y, en el momento en que dejamos
de luchar y procedemos a alzar nuestras manos para adorar en lugar de alzarlas
para luchar o trabajar, Dios puede hacer su obra.

Si te das cuenta habla de armas de nuestra milicia, ¿y la guerra? “Porque no tenemos
lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra
los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de
maldad en las regiones celestes” Efesios 6:12”

Nuestra lucha es Espiritual y nuestras armas son Espirituales también y una de ellas es la alabanza ¿Qué sucede cuando alabas? Veamos el salmo 149. “Aleluya. 1 Cantad a Jehová cántico nuevo;  Su alabanza sea en la congregación de los santos.  2 Alégrese Israel en su Hacedor;  Los hijos de Sion se gocen en su Rey.   3 Alaben su nombre con danza;  Con pandero y arpa a él canten.  4 Porque Jehová tiene contentamiento en su
pueblo;  Hermoseará a los humildes con la salvación.   5 Regocíjense los santos por
su gloria,  Y canten aun sobre sus camas.  6 Exalten a Dios con sus gargantas,…”

Hasta aquí de momento, se dan cuenta de que de estar alabando a Dios el salmista da un giro inesperado y ahora declara que Dios ejecuta su venganza sobre los pueblos…interesante…tu alabas, Dios ejecuta su venganza sobre los principados y potestades…estos son aprisionados y Dios ¡desata bendición para el que alaba! Veamos: “Y espadas de dos filos en sus manos, 7 Para ejecutar venganza entre las naciones, Y castigo entre los pueblos; 8 Para aprisionar a sus reyes con grillos, Y a sus nobles con cadenas
de hierro; 9 Para ejecutar en ellos el juicio decretado;”

Conque Dios actúa derrotando a mis enemigos (el principal enemigo de nuestras almas es Satanás) cuando alabamos y otra alusión a esto en la Biblia nos lo da el pasaje de Isaías 30: “29 Vosotros tendréis cántico como de noche en que se celebra
pascua, y alegría de corazón, como el que va con flauta para venir al monte de Jehová, al Fuerte de Israel. 30
Y Jehová hará oír su potente voz, y hará ver el descenso de su brazo, con furor de rostro y llama de fuego consumidor, con torbellino, tempestad y piedra de granizo. 31 Porque Asiria que hirió con vara, con la voz de Jehová será quebrantada. 32 Y cada golpe de la vara justiciera que asiente Jehová sobre él, será con panderos y con arpas; y en batalla tumultuosa peleará contra ellos. ”

Interesante ¿no? La respuesta a la alabanza del cantico y de la algarabía en reconocimiento a Dios de los corazones que se han vuelto hacia él dejando el pecado, se
convierte en un golpe de la vara justiciera de Dios contra nuestros enemigos.
¡Aleluya!

Y el salmista termina como inició… Gloria será esto para todos sus santos. Aleluya. ”:

La alabanza precede y sucede siempre al actuar de Dios, nosotros le alabamos no solo con nuestras bocas, sino con nuestros actos y actitudes, con nuestras vidas
redimidas, entonces Dios interviene en nuestro favor y nosotros le alabamos por
su grandeza por su poderío y por la grande salvación que nos otorga.

La próxima vez que estés alabando recuerda estas cosas y verás como la alabanza toma un nuevo significado en tu vida y entenderás porque debemos “entrar por sus puertas con acción de gracias por sus atrios con alabanza” Salmo 100 y podemos concluir  como concluye el último salmo registrado el salmo 150:

¡Aleluya! ¡Alabad a Dios en su santuario!
¡Alabadle en su poderoso firmamento! ¡Alabadle por sus proezas! ¡Alabadle por
su inmensa grandeza!

¡Alabadle con toque de corneta! ¡Alabadle con lira y arpa! ¡Alabadle con panderos y danza! ¡Alabadle con instrumentos de cuerda y flauta!

¡Alabadle con címbalos resonantes! ¡Alabadle con címbalos de júbilo!

¡Todo lo que respira alabe a Jehová! ¡Aleluya!

Marcos Witt.
 

Bonus Los cielos cantan – Vida en fuego

Bonus Celebremos hoy con gozo – Claudinha Brinn

Bonus Cambiaré mi tristeza – Israel Houghton

Bonus Una Nueva Canción – Hector Serrano

Bonus Pueblos Todos – Susan Allen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: