Editor: Esdras Mendoza Rios

Entradas etiquetadas como ‘adolescentes’

Imagen

¿Por qué no lo mejor?

porquenolomejor1

Anuncios

La etapa “adolescente”

adolescenciaMAR ROJO

“Salieron de Elim y acamparon junto al Mar Rojo.  Números 33:10

El Mar de Cañas

En el hebreo sigue siendo la expresión que se ha usado desde el principio, Yam Sof o Mar de Cañas o Mar de Juncos, pero obviamente que es lo que hoy día se le llama el Mar Rojo. La Septuaginta lo llama en el griego Talace Eritram, o sea Mar de Eritrea. Hoy en día Eritrea es un país que queda al sur del Sudán y al norte de Etiopía, que da justamente sobre lo que hoy se llama el Mar Rojo; ese mar se le llamaba el Mar de Eritrea. (más…)

Exclusividad del matrimonio – Adolescentes IV

Sesión 4 – Exclusividad del matrimonio

 Trabajo grupal previo:

¿Es posible y actual esperar hasta el matrimonio para mantener una relación sexual?

¿A qué llamarían sexo seguro?

¿Cuáles son algunos de los problemas de mantener sexo fuera del matrimonio?

 Puesta en común

Permitir el diálogo respecto a lo que los no cristianos consideran “sexo seguro”, y cuál es la opinión de los mismos respecto a quienes deciden esperar hasta el matrimonio para la iniciación sexual.

Desarrollo

Ser adolescentes en estos tiempos postmodernos no es para nada fácil, ya que tienen que enfrentarse con una cantidad de conductas que son consideradas buenas para la sociedad, pero que no lo son para ellos en particular

  1. Constante incitación al sexo. Además de lo que pueden hacer los medios masivos de comunicación incitando a las relaciones sexuales, el adolescente sufre la presión de sus pares. Es muy común, en rondas de adolescentes, escuchar a alguno de ellos comentando sobre sus conquistas sexuales (aunque éstas sean mentiras), que lo hacen parecer ante sus oyentes como “un super macho”. Quien aún no ha tenido su “primera vez” suele ser considerado como raro. Las personas “vírgenes” son víctimas de todo tipo de burla. (más…)

Las cosas por su nombre – Adolescentes III.

Sesión III – Llamando las cosas por su nombre

 Trabajo grupal previo

Dividir los varones de las mujeres; para cada grupo utilizar los gráficos del aparato reproductor masculino y femenino, cubra los nombres y permita que ellos le pongan el nombre a cada miembro.

Puesta en común

Los adolescentes comentarán los sentimientos surgidos en el grupo al poner los nombres de los órganos sexuales, conforme a su vocabulario.

¿Cuál es ahora la impresión que tienen respecto del conocimiento sobre cuestiones sexuales que priva en el grupo?

Desarrollo

La mayoría de las personas, y especialmente los adolescentes, sienten vergüenza de llamar a los órganos sexuales, tanto masculinos como femeninos, con su verdadero nombre. ¿Cuál es el problema? ¿Por qué motivo no nos animamos a hablar de los órganos sexuales correctamente? La respuesta está en el hecho de que a la mayoría, en la etapa de crecimiento, cuando niños, se les va enseñando las partes del cuerpo con sus nombres propios, pero cuando se debe hablar de los genitales se les cambia de nombre. Este cambio de nombres es en realidad una negación disimulada, que luego produce pudor extremo, vergüenza al referirse a los mismos. “Con esta actitud vamos sembrando en los niños y niñas actitudes negativas hacia sus genitales, como una parte del cuerpo de la que no se puede hablar con total libertad”

En este capítulo lo que pretendo es presentar y aclarar algunas cuestiones para un buen conocimiento y aceptación de aspectos relacionados a los órganos sexuales del varón y de la mujer; dándoles a cada uno de ellos el verdadero nombre anatómico, y no el vulgar con el que posiblemente muchos adolescentes los llaman.

A esta altura ya no será necesario decir que los cuerpos de los varones se diferencian de los cuerpos de las mujeres. Dios nos creó así físicamente diferentes. Él nos dio un cuerpo hermoso con el cual podemos expresar nuestro amor hasta en lo más íntimo. Por ello, no deberíamos sentirnos avergonzados por nuestro cuerpo. (más…)

La hermosura del sexo – Adolescentes I.

Primera Sesión  – La hermosura del sexo

Trabajo grupal previo

 ¿Qué piensan acerca del sexo?

  1. ¿Qué les parecería si se hablara del tema en algún grupo cristiano (la iglesia)?

¿Se habla del tema en los hogares de los integrantes del grupo?

Lo que saben del tema, ¿dónde lo aprendieron?

Puesta en común

Un representante de cada grupo compartirá las respuestas a cada una de las preguntas del trabajo previo grupal.

Desarrollo

Hoy todo tiene connotación de libertinaje sexual, comenzando desde los dibujos para los niños, propagandas televisivas, programas televisivos para adolescentes, el cine, las revistas, hasta otras mucho más obscenas. La cuestión sexual se ha denigrado como consecuencia de este libertinaje, manifestado en la abundancia de revistas poco serias sobre el tema. Esto y otras cuestiones culturales hicieron que para muchos hablar sobre el tema haya sido y siga siendo un tema obsceno.

Adolescentes cristianos entrevistados revelaron que solamente un 10 % de ellos han tenido la oportunidad y el privilegio de hablar sobre sexo con sus padres y/o madres en el ámbito del hogar, el 90 % restante lo aprendió en el colegio y entre grupos de amigos.

Esta realidad nos urge a tomar una decisión al respecto. El hecho de que ni en el hogar ni en la iglesia se enseñe sobre el tema hace del mismo un verdadero tabú. Todo aquello de lo que “no se habla”, inconscientemente se va asimilando como algo vergonzoso. (más…)

Adolescentes y el sexo

Introducción

-¿Educación sexual a los adolescentes? ¿Y en la iglesia? ¡Esto servirá sólo para despertarlos sexualmente!

-¿Educación sexual a los adolescentes cristianos? Dejemos que, a su debido tiempo, ellos mismos se informen sobre el tema.

Éstas pueden ser algunas de las reacciones que surjan en el momento de proyectar brindar educación sexual a los adolescentes en nuestras iglesias. Pero, estoy convencido que, tanto pastores como líderes de grupos adolescentes, nos enfrentamos con la realidad que existe un gran vacío de orientación en esta área; y la poca información que poseen está minada de falencias o errores.

Ante esta realidad, ¿qué hacemos? ¿Nos involucramos y programamos actividades en este sentido? ¿Creemos que es importante hacerlo, o dejamos que lo hagan las familias u otras organizaciones?

Todo inicia en el hogar.

En las familias postmodernas se ha perdido el hábito de la enseñanza hogareña, posiblemente por la desintegración de los modelos familiares, producto de las más diversas circunstancias.  Basta con notar la gran cantidad de padres y madres ausentes, hijos a cargo de niñeras o en las guarderías. El tiempo que muchos hijos comparten con sus progenitores no incluye momentos de aprendizaje de valores morales, éticos y espirituales. Se forman como pueden. No tienen buenos ejemplos cercanos a los cuales admirar e imitar. (más…)

Ciclo de un adolescente

Un poquito de humor!!!!!

Nube de etiquetas