Editor: Esdras Mendoza Rios

Entradas etiquetadas como ‘pecado’

Que se perciba el evangelio

evangelio

 

¡Os ha nacido un Salvador! muchos podrán decir ¿si?, si no aprecian el silencio que hubo de más de 400 años de parte de la voz de cualquier profeta, si no les hablamos de lo importante que es escuchar la voz de Dios, no podrán apreciar cuando entra en escena un Ángel con un mensaje de esperanza para todos.

!Y vimos como resplandecía, vimos su luz, el mismo era la Luz de la vida! Si no captamos la atención indicando cuan negra puede ser la noche mas oscura en nuestras vidas, cuando queremos que ya amanezca para que todo pase, si no nos dicen que nos hemos asentados en una noche interminable, ¿Cómo podemos apreciar esa luz? Tenemos que hacer que pueda apreciarse en que consiste la buena noticia.

¡Y de repente vino un estruendo como de un viento recio que soplaba! Hermoso pasaje que ha sido predicado tantas veces de cómo el poder de Dios llena la vida de cualquier persona que se deja usar por Dios, pero en nuestros días veo a muchos vivir sus vidas muy por debajo de este poder. Si no les decimos, que hasta ese momento la iglesia se mostraba impotente y carente de dirección, y peor aun, se encerraban en escondites secretamente, Hasta que el Espíritu llegó con poder y soplo las puertas que se abrieron e impelió a los discípulos a salir a las calles con una nueva visión y propósito, con audacia y poder,  no podremos apreciar el resultado de pedir y buscar la experiencia con urgencia de ser llenos del Espíritu Santo.

Necesitamos poner en contexto de manera adecuada para resaltar el Evangelio.

Anuncios

Juicio vendrá

lapidacion001

 

Y estaban a punto de apedrearla, por cometer adulterio…Sólo a la mujer. Como si para que se cometa el adulterio no se necesitaran dos. Detrás de la declaración: “Vete y no peques más…” no se está consintiendo el pecado, sino que se está revelando la justicia y misericordia de Dios. “Si alguno está libre de pecado…” en otras palabras, todos merecían ser muertos. Por eso dice la escritura: “Más Dios muestra su amor para con nosotros en que siendo aun pecadores, Cristo murió por nosotros.”

El que quiera salvar su vida…

hacha.png

Para los que piensan que con  todos los cambios en las leyes permitiendo cosas que la palabra de Dios dice que son ofensivas a Él y que van en contra de la sociedad, no le pasará nada a la iglesia, que no va a llegar a cimbrar sus bases, sus argumentos y su convicción, déjenme decirles que, hace muchos años, sucedió algo parecido.

Según sé, que las cosas quedaron escritas con un propósito: “Estas cosas les sucedieron como ejemplo, y fueron escritas como enseñanza para nosotros, para quienes ha llegado el fin de los siglos.” (1a Corintios 10:11)

Nacido de mujer, no hubo otro como Él, según palabras del propio Señor, refiriéndose al profeta Juan “El bautista”, una dedicación al propósito de su venida, a la pasión por Dios, una vida consagrada de tal forma, que pensaríamos que nada malo pudiera pasarle, porque la gracia de Dios estaba con él y así mismo brillaba la luz de Dios en su vida.

Pero, las autoridades, estando en el poder se obcecan, y parece que pueden hacer todo lo que les parezca, incluso contra las leyes universales y eternas establecidas por el Eterno. Haciendo caso omiso de lo que hasta el momento imperaba, el representante del gobierno en turno, contra toda lógica sensata y toda ley guardada, toma para si a la mujer de su hermano.

¡A ver quien se atreve a decirle algo! Pues bien, para eso estaba Juan, quien no se cansó de denunciar el pecado, aun en su propia cara. Esto le costo el encarcelamiento.

No hubo nada milagroso, ningún Ángel vino a prestar auxilio, no se soltaron las cadenas ni se derribaron los muros…algo estaba a punto de suceder.

Algo que va contra nuestra percepción de lo que deben ser las cosas y lo que les debe suceder a los hijos de Dios.

El mal a todo lo que da, sin rendirle cuenta a nadie, y sin que “nadie” intervenga y ponga límite a sus desvaríos. Ahora ya no es nada más la mujer de su hermano, ahora los ojos están puestos en la hija de su hermano, a quien tampoco parece desagradarle la idea, se ha preparado mucho para ese momento, ha practicado, a seleccionado la vestimenta adecuada, la vestimenta de la tentación, la vestimenta del pecado. Al fin y al cabo tiene el “poder”. Pudo más el desenfreno sexual que amoldarse a los lineamientos de Dios, pudo más ceder a las peticiones de personas inmorales y sucias, pudo mas que el temor a Dios. Aunque sabía que era Santo, por eso no lo había matado antes, sucumbió ante la presión social, atado bajo sus mismas palabras.

Se dictó sentencia, y es traída la cabeza del mayor de los profetas como muestra de la afrenta a Dios y como prueba de la bajeza del hombre. Se tuvo la delicadeza de traerla en una charola de plata, exhibiendo la impunidad, la deshonra, la falta de respeto a las leyes divinas. ¡Que siga la fiesta!

Es noche de celebrar, ha vencido el culto a lo sensual, a los sentidos, a la bajeza, ¡Ha caído un grande! ¡Ha triunfado el mal!

Esperábamos otro resultado, pero así es la palabra, desenmascara todo lo malo que somos, y lo peor, es que no aprendemos la enseñanza.

El profeta Juan se atrevió a denunciar de frente, hoy parece que escondemos nuestra cabeza para salvarla, y callamos nuestras voces. Isaías nos reprende:

“Pues los líderes de mi pueblo, los guardianes del Señor, sus pastores, son ciegos e ignorantes. Son como perros guardianes silenciosos   que no advierten cuando viene el peligro. Les encanta estar echados, durmiendo y soñando.” (56:10)

¡Cuidado! No sea que terminemos como ellos, uniéndonos a su fiesta:

“Vengan —dicen ellos—, consigamos vino y hagamos una fiesta. Emborrachémonos todos.
¡Mañana lo haremos de nuevo, y tendremos una fiesta aún más grande!.” (56:12)

¡Despiertos!

T_TAR_LEONES_001

 

Hace unos días, estaba viendo un programa de televisión en uno de esos canales sobre la vida salvaje, y el tema trataba sobre un día normal en un selva, pude apreciar como todo se trata de sobrevivir, se debe estar alerta tanto para cazar y poder alimentarse como para que no lo atrapen y convertirse en la comida del depredador.

Recuerdo que dije: “¡Qué difícil es vivir así cada día!”,  “lo bueno”, pensé, “es que a nosotros no nos pasa igual”, pero después me di cuenta, que con la figura tomada de un día de un depredador, la Palabra nos advierte de vivir cada día de la misma manera, alertas, porque el diablo, como león rugiente, anda buscando quien sea su presa.

¡Se trata de sobrevivir! Con el pecado no se juega, ¡Es cuestión de vida o muerte! Se trata de ser más prudentes, más sagaces, más vivos, se trata de no caer en los engaños, ni deslumbrarse con aquello que se ve fácil. No debemos descuidar nada en nuestras vidas que nos puedan exponer ante el adversario que acecha silenciosamente, buscando el momento justo para lazar su ataque letal.

Tiene que ver con una vida activa, ocupada en las cosas que nos ofrecen un lugar seguro, un ancla de salvación, una roca de protección, tiene que ver con edificar un refugio con cimientos firmes, tiene que ver con las practicas de aquellos menesteres que nos harán estar en forma, tanto para luchar como para escapar si es necesario.

¿De qué me libra Jesucristo?

GINO IAFRANCESCO V.
 
“De Ramesés salieron en el mes primero, a los quince días del mes primero; el segundo día de la pascua salieron los hijos de Israel con mano poderosa, a vista de todos los egipcios”. Números 33:3

c3a9xodo-1Ramesés

el mundo de donde salimos…

Basado en el libro del Éxodo, hoy vamos a detenernos en la consideración de Ramesés. Vamos a considerar los cuatro primeros versículos del capítulo 33 del libro de Números, incluso hasta la mitad del cinco. Estamos entonces mirando las jornadas del pueblo de Dios, Israel, en el desierto, lo cual se escribió para nuestra enseñanza, y sucedieron como ejemplos para nosotros, para amonestarnos a nosotros; de modo que no estamos leyendo solamente una historia del pasado, sino que, a través de la historia del pasado, estamos leyéndonos a nosotros mismos, leyendo nuestra propia experiencia espiritual.

Ramesés, el punto del cual salieron por primera vez; pero para que podamos entender y sacar provecho de las próximas entradas, que con la ayuda del Señor, se deben considerar, debemos tratar de comprender de una manera más amplia, y no superficial, lo que significa haber estado en Ramesés. A veces cuando no tenemos conciencia del lugar en el cual (más…)

Amar a Dios

Génesis 39: 1-9

1Llevado, pues, José a Egipto, Potifar oficial de Faraón, capitán de la guardia, varón egipcio, lo compró de los ismaelitas que lo habían llevado allá.  2 Mas Jehová estaba con José,y fue varón próspero; y estaba en la casa de su amo el egipcio.       3Y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano.   4Así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y él le hizo mayordomo de su casa y entregó en su poder todo lo que tenía.   5Y aconteció que desde cuando le dio el encargo de su casa y de todo lo que tenía, Jehová bendijo la casa del  egipcio a causa de José, y la bendición de Jehová estaba sobre todo lo que tenía, así en casa como en el campo.   6Y dejó todo lo que tenía en mano de José, y con él no se preocupaba de cosa alguna sino del pan que comía. Y era José de hermoso semblante y bella presencia.  7Aconteció después de esto, que la mujer de su amo puso sus ojos en José, y dijo: Duerme conmigo.  8Y él no quiso, y dijo a la mujer de su amo: He aquí que mi señor no se preocupa conmigo de lo que hay en casa, y ha puesto en mi mano todo lo que tiene.   9 No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?”

La Biblia dice que “El que tiene oídos oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias”.

La vida cristiana, la vida del hombre tiene un solo significado, escuche, Dios te está hablando a ti hoy, tu vida tiene un significado, un propósito y un deber, uno solo: “Amar a Dios sobre todas las cosas”

Si nunca has amado a Dios o si lo estas amando por las razones equivocadas, estás en desobediencia, estás actuando negligentemente, omitiendo, negando a Dios en tu vida.

No se trata de cumplir con normas religiosas de tu religión o denominación  ¡No!

Hemos escuchado mucho esta palabra “unción”, hemos escuchado mucho la palabra “gloria”, también últimamente escuchamos mucho la palabra “prosperidad”, hablamos de la palabra “bendiciones”, se nos recuerda “las promesas de Dios”, pero deberíamos oír más a menudo la mayor palabra, que representa, simboliza y que se identifica con el evangelio, con la persona de Dios y con toda la biblia, esa palabra es Amor, y toda la ley,  toda la Biblia se resume en esa palabra Amor, el mayor mandamiento de la biblia es Amor, la Biblia dice que “Dios es Amor” la propia Biblia es una carta de amor, está diseñada y basada en el amor.

La iglesia no ha aprendido que es amar a Dios, no estoy diciendo que no ha oído del deber de amar a Dios, lo que estoy diciendo es que la iglesia no sabe que  tiene  que amar a Dios.

Y aquí es donde hemos fallado, no hemos siquiera entendido que es amar a Dios, cuanto más que lo estemos amando.

Entienda, que lo más importante de tantas leyes, mandamientos preceptos etc.  No es temer,  no es obedecer, lo más importante no es cantar, no lo es también predicar o leer la palabra, lo más importante no son nuestros cargos, ni importa cuántas cosas que yo hago para la iglesia, lo más importante que Dios requiere de mí y de ti es Amarlo.

Escuche e intente entender lo que el versículo nos dice: “No hay mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos…” Juan 15:13, el mayor sentimiento que el hombre puede tener y expresar hacia esta humanidad, el mayor sentimiento de cada hombre o mujer, es el amor; Y el mayor sentimiento que Dios espera y desea que tú seas capaz de  expresar es el amor a él, entonces ¡Amalo!

Si tú no has sabido esto, porque tú creciste escuchando solamente bendiciones. (más…)

Una mentira que camina.

Congreso de Santidad 2011, México D.F.

Descarga en tu computadora y escucha las conferencias del Dr. Accel Ruiz:

1er conferencia día 1
2da Conferencia día 1
1er Conferencia día 2
2da Conferencia día 2.

.

Terminó el Congreso de Santidad 2011, y nos dejó a cada uno de los que pudimos  provechar esta oportunidad un sentir generalizado de la importancia de la vida de  santidad, sobre todo cuando aterriza a aspectos del diario vivir en comunidad, además de sorprendernos cada vez más al profundizar en el estudio de la escritura y ver como pasajes que normalmente no lo conectamos a una vida de santidad, -por citar uno nada mas como ejemplo : Proverbios 31 – , y ver como la palabra de Dios es viva y eficaz, y a pesar de pasan y pasan los años, cada vez se descubren nuevas cosas que han estado ahí pero hasta ahora están saliendo a la luz, a los que fuimos y nos expusimos a las enseñanzas del Dr. Freddy Arreola y Dr. Accel Ruiz, no nos quedó más remedio que reconocer que nos falta mucho por aprender y largo camino por andar.

Gracias hermanos, que Dios siga prosperando sus ministerios y vidas, y que aun compartan con el pueblo nazareno muchas más enseñanzas con el propósito de agradar y vivir la vida que Dios demanda de nosotros.

Les quiero compartir un pequeño aporte de lo que vimos, tan solo es una corta reflexión de una de las conferencias, espero motivarte a interesarte sobre la vida de santidad.

Basado en el libro de Juan (1ª de Juan 1)

En el caso de las Epístolas de Juan existe el problema que aparentan contener pensamientos disgregados, obvios y casi simples. Se tiene la impresión que Juan divaga y se repite a sí mismo de la manera que lo hace un anciano. A menudo parecería que Juan se está dirigiendo a niños pequeños.

La clave para apreciar las Epístolas de Juan es percibir que estas epístolas son:

  • Cuidadosamente ordenadas y razonadas con mucha precisión;
  • Llenas de un contenido espiritual profundo que solamente se encuentra en ellas.
  • Sumamente relevantes para las situaciones más peligrosas que confrontan las iglesias hoy en día.

Podemos observar una conciencia sensible a la santidad…

Por ejemplo, veamos una perspectiva de Tres  “SI” condicionantes que nos llevan a descender a un sótano oscuro desde donde ya no podemos ver la luz para nuestras vidas, bajando de escalón en escalón. (más…)

Nube de etiquetas