Editor: Esdras Mendoza Rios

Entradas etiquetadas como ‘unica’

Para ti…Hija de Dios.

 

Tú eres especial independientemente si te lo digo yo o el resto del mundo. Aún si nadie nunca te lo hiciera saber o sentir, sigues siendo especial y nunca dejarás de serlo. No existe nada que pueda opacar las cualidades maravillosas que te distinguen. Y no eres especial por lo mucho o poco que poseas. Tampoco te hace mejor que nadie el que seas físicamente más o menos atractiva que otras personas. No eres más o menos valiosa por el hecho de ser popular y conocida ante un grupo de personas o del mundo entero.

¡Eres especial! No necesitas comprobarle a nadie nada. Dios depositó una luz sobre ti, un fulgor que ilumina a aquellos que dejan que tus rayos reposen sobre ellos. Pero más aún un gran Artista te diseñó de una manera como a ningun otro ser, no te clonaron, sino definitivamente eres única, asi, sin mas nada, simplemente tú, exclusivamente diferente. Tienes gracia porque Dios habita en ti, Él vive en el centro de tu corazón. Tú le proporcionas un gozo único cuando vives plena, libre de todo resentimiento o resignación, eres bien amada y así le gusta al que te diseño que vivas tu vida, no dejando que los demás te definan sino permitiéndote descubrir por ti misma el diseño máximo que Dios hizo en ti. Los juicios críticos son sólo eso, juicios y no lo que tú eres realmente.

Debes aprender que mientras estés en este mundo, encontrarás personas de todo tipo. Algunas te aceptaran y otras no. Muchas vivirán comparándote, mirando a ver en qué lugar tropezarás o caerás. Pero también habrá otras dispuestas a socorrerte y ayudarte a levantar. Pero si aún así, no existiera nadie, y atravesarás alguna vez el desierto, Dios seguirá dándote fuerzas y no desmerecerá tu valor.

No es la cuna donde naciste lo que te hace ser mejor. Tampoco si te desvivieras amando, haciendo el bien y compartiendo, lograrías ser superior a otros. Porque finalmente, cada persona en este mundo tiene su huella, su grandeza, su autenticidad, su valor, su forma de ser especial y llenar el mundo con su presencia.

Así que la próxima ocasión que las dudas quieran irrumpir en tu mente, recuerda el propósito hermoso por el cual Dios te colocó en esta Tierra. Concéntrate, trata de descubrir todo lo hermoso que Dios ha puesto en ti. No dejes que tu vida sea inconstante, parecida a una hoja que lleva el viento por todas partes de la forma que quiere. No permitas que las opiniones de personas que no te conocen ni saben realmente quién eres, marquen el ritmo de tu corazón y hasta de tu propia vida. No seas volátil ante la crítica, ¡conócete! A esto se le llama identidad, identidad que Dios te ha dado como su hija. Porque si vives a la expectativa o espera de lo que otros puedan pensar y decir de ti; no actuarás realmente como quieres o más aún como eres. Porque si actúas dependiendo de los demás, queriéndolos impresionar o complacer y tratando de obviar lo que tú sientes por dentro, no podrás ser feliz. Y lo que es peor aún, irás poco a poco (casi sin percatarte), perdiendo la esencia y el brillo de lo que hoy día te hace única, especial y diferente.
.
¡Vive plena! ¡vive feliz! ¡Disfruta la vida!

Nube de etiquetas