Editor: Esdras Mendoza Rios

Entradas etiquetadas como ‘desamparo’

El grito de la cruz.

45 Y desde la hora sexta hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena.   46 Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? Mateo 27:45 y 46

“Eli, Eli Lama sabactani” esto es ¡Dios mío!, ¡Dios mío! ¿Porqué me has desamparado

I.- “Cerca de la Hora Novena hubo tinieblas” ¿que significan las tinieblas? , representan la oscuridad, la maldad cercando a Jesús… el momento en que el hombre muestra su más grande negrura…intentando matar a la vida, !Necios!,  las sombras nos indican lo que estaba sintiendo Jesús en ese momento. Esto es lo que lo lleva a gritar “!Eli!, ¡Eli! lama sabactani”.

Imagine la escena: todo era oscuridad…un silencio aterrador embargaba el ambiente…de repente un grito desgarrador surca los aires “!Eli!, ¡Eli! lama sabactani”.

II.- Jesús clamó a gran voz, el que estaba siendo crucificado y estaba muriendo en la cruz era él, nuestro señor Jesucristo, nuestro salvador. Jesús significa nuestro salvador “y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.” Nunca debemos olvidar que para salvarnos de nuestro pecados el tuvo que sufrir las tinieblas, tuvo que ser abandonado por el Padre “Y como que escondimos de él el rostro” Isaías 55:1 y es por eso que el que está sufriendo esta terrible oscuridad solo puede ser Jesús.  Porque en ningún otro hay salvación “Porque no hay otro nombre debajo del cielo en el cual podamos ser salvos” Hechos 4:12, Esta parte nos dice porque Jesús y porque gritó, fue para salvarnos que el sufrió así, este grito te lo garantiza.

III.- Clamó a gran voz El señor grito, el alzó su voz…Es interesante notar las veces que Jesús alzo la voz, recordemos algunas de ellas: mi favorita es cuando la escritura dice en Juan 7.37 “En el último y gran día de la fiesta,  Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.” ¿Qué curioso verdad? El señor Jesús hace unos momentos dijo: “Tengo sed”..hay otra en Juan 11:43 “Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: !!Lázaro, ven fuera!”  lo saca de las tinieblas que ahora lo envuelven por eso lo escarnecen y se burlan pero ninguno de estos gritos se comparan con el grito de la cruz “!Eli!, ¡Eli! lama sabactani”. Pero, ¿Por qué alzo la voz? Será que quería que la gente lo escuchara? Se dice que para la fiesta de la pascua habían en Jerusalén mas de dos millones de personas, pero en realidad el grito no era para la multitud, éste es un grito y una oración a Dios el padre, Jesús alza la voz hacia Dios, hacia su padre. El alzó la voz porque fue un grito de angustia y de agonía al encontrarse en el desamparo de  la cruz:  y ¿qué es lo que clama?.

IV.- “Dios mío, Dios mío  ¿Por qué me has desamparado? “El evangelio de Marcos que es el más antiguo lo registra en arameo que era la lengua materna de Jesús. Observen que tenemos un grito de desesperación y de agonía se nota al observar con detalle la repetición de la frase: Dios mío, Dios mío. Nuestro  Señor se encuentra en un momento difícil, esta triste hasta la muerte, pero algo que me llena de bendición es que aun en estos momentos Jesús sigue confiando en Dios. Se siente desamparado y aun así dice: “Dios mío”. Dios sigue siendo su Dios, sigue confiando en él, aquí se vuelve profético lo escrito en Job 13:15 “Aunque él me matare aun así en el confiare”. Pablo en el libro de Hebreos 5:7 nos dice “Cristo en los días de su carne, habiendo ofrecido oraciones y suplicas con gran clamor y lagrimas al que podía librarle de la muerte” El estaba quitándose de lo que le estorbaba en su visión buscando y dirigiéndose en verdad a Dios. Y aquí comienza el misterio de esta frase: ¿Por qué me has desamparado? (más…)

Anuncios

Nube de etiquetas