Editor: Esdras Mendoza Rios

Entradas etiquetadas como ‘ayuda’

Esta Navidad espero que…

cross-on-manger1

Mi alma espera en esta Navidad que…

Algunas personas dejen de estar agobiado por tantas responsabilidades.

Esa ama de casa deje de pensar en la ropa que lavar y los niños que atender.

Ese rudo hombre de negocios olvide los golpes de la vida y las traiciones de la empresa, y que por unos minutos, se desmorone en las rodillas del Creador.

El enérgico e incansable líder le cuente de sus miedos más ocultos y de aquello que lo acongoja en su ministerio.

A ese muchacho, al que la vida no le dio respiro, sienta el reposo del guerrero solo por estar en su compañía.

Esa niña que sufre violencia intrafamiliar y que sueña con una caricia sincera encuentre el abrazo del Padre.

Los niños migrantes a los que les ha sido negada la entrada a la felicidad puedan ver abierta la puerta que es Jesús.

Aquellos mas privilegiados puedan ayudar a los menos favorecidos.
Al menos una sonrisa franca puedas obsequiar con los que se crucen en tu camino.

A cada enfermo en un hospital le pueda llegar una esperanza para su vida al compartirle las bondades del cielo.

Cada persona responsable de proveer para su casa pueda llevar el alimento para su familia.

Aquellas mujeres que se quedaron solas con los hijos, puedan encontrar en nosotros apoyo y respaldo.

A todos los que perdieron a un ser querido les aliente la promesa de una vida permanente y duradera.

Que todos los que se quedaron sin trabajo no pierdan la fe que con Dios podrán seguir adelante.

A los que han sido victimas de la maldad en cualquiera de sus formas conozcan que para eso vino Jesús, para deshacer las obras del maligno.

Que a todos los niños en orfandad les podamos demostrar que en Jesús todos somos hermanos.

Todos podamos regocijarnos porque este mes viene a ser diferente, los corazones se sensibilizan, se respira un ambiente de paz y todo gracias a quien hace posible la Navidad, esto es, a Jesús el Verbo Humanado.

Imagen

Ayuda

Ayuda

Imagen

Oracción

olorfragante

Extractos acerca de la oración Parte 4

 ¡Es mucho lo que nos perdemos por estar centrándonos en lo poco! Jesús regañó a Jacobo y a Juan. No obstante, léase Mateo 20: 20 – 28 como si fuera la primera vez. La madre y los hijos vinieron a Jesús y le adoraron. Aun dando lo mejor de sí, ¡el hombre falla! Ninguno es perfecto. Ellos hicieron una petición. Nótese la respuesta de Jesús: “¿Qué quieres?”. Jesús desea que le pidamos; quiere darnos a nosotros. No es erróneo venir ante Jesús, y pedir de él. El regaño de Jesús es serio, incluso severo. “No sabéis lo que pedís”.

Jacobo y Juan fueron apellidados “Hijos del trueno” por Jesús. El tiempo y la madurez cambiaron la forma como eran conocidos. Jacobo fue el primer apóstol en ser martirizado. Juan se convirtió en el amado “apóstol del amor”. Siendo honestos, miramos con horror lo que alguna vez deseamos. Lo que alguna vez codiciamos resulta ahora repulsivo. La oración nos transforma porque nos madura.

Los otros apóstoles estaban indignados con Jacobo y Juan—esto puede significar que, sencillamente ¡estaban disgustados por no haber pensado ellos antes en tal petición!

Habrá alguno que ore pidiendo lluvia; mientras que otro estará orando porque brille el sol. Hay oraciones que se neutralizan unas a otras. Dios hace que llueva sobre los justos y los injustos. Dios no puede contradecirse a sí mismo. Con cerca de cinco mil millones de habitantes que hay en el mundo, ¡Dios tiene sus manos llenas! ¡Reconózcalo! Muchas oraciones son juveniles. ¡Son egoístas y erróneas! Miramos a Jacobo y a Juan con indignación, luego les tenemos lástima, y por último nos causa risa. ¡Son iguales a nosotros! (más…)

Nube de etiquetas