Editor: Esdras Mendoza Rios

Archivo para la Categoría "Adoradores"

¿Cuál camino?

Al lado de Él venía un ladrón… viendo cómo marchaba Jesús a su muerte en el Gólgota, y a la multitud que iba detrás de Él, en un primer momento el ladrón se unió a los que se burlaba de Jesús, diciendo: “¡Bah! Tú que derribas el templo de Dios, y en tres días lo reedificas, sálvate a ti mismo, y desciende de la cruz.” – Mateo 27:44; Marcos 15:29, 30.

Pero, por alguna razón, en lo más profundo de este criminal cuyo nombre no sabemos, algo cambió, quizás cuando escuchó orar a Jesús, respirando trabajosamente: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.” – Lucas 23:34.

En medio de la ceguera del mundo, la revelación de Dios vino a un criminal colgado en una cruz: Este hombre era realmente el Mesías, el Rey, el Salvador, el Señor. El ladrón fue tocado por Cristo, y sus ojos fueron abiertos. Su última petición estuvo llena de humildad y esperanza, aun cuando osadamente llamó al Hijo de Dios con una familiaridad inesperada. “Jesús”, le dijo, “acuérdate de mí cuando vengas en tu reino” – Mateo 27:42

Mientras que los discípulos de Jesús habían perdido la esperanza, sin entender su misión, este delincuente entendió que el reinado de Jesús no era de este mundo, y que su muerte, de alguna manera, sería parte de su triunfo. Este desvalido pecador, que estuvo tan consciente de su imposibilidad de salvarse a sí mismo, nos mostró el camino a todos: él fue el primero en ser sacado de la oscuridad a la luz gloriosa, por el victorioso Jesús.

¡Que esta semana santa te resplandezca la luz de Cristo!

Y pases de las tinieblas a su luz admirable…

Hemos olvidado su poder…

parado

Fuimos diseñados para esto…

boga-mar-adentro

Era una barca, una vieja barca…
Era una barca, una hermosa barca…
El que la había construido estaba práctico en las cosas del mar, amaba el mar.

Era una vieja y hermosa barca. Hacía tiempo que estaba amarrada al muelle del puerto. Alguna vez se separaba perezosamente de la orilla para dar un corto paseo por la bahía. La vida a bordo no carecía de un cierto estilo. Se intentaba luchar esforzadamente contra la monotonía. Poco a poco los oficiales se habían ido ataviando con uniformes: negros, blancos, rojos, naranjas… Algunos añadían lentejuelas o condecoraciones. Las relaciones entre oficiales superiores y subalternos estaban reguladas por un rígido ceremonial y serviles ritos y zalamerías.

En suma, la vida a bordo no era realmente muy incómoda.

Todo lo que había que hacer -o que evitar-  estaba recogido en reglamentos muy detallados que se observaban escrupulosamente. Naturalmente, estaban también los marineros. En realidad, no se los veía mucho en cubierta, trabajaban sobre todo en las bodegas o en la sala de máquinas, aun cuando resulta demasiado evidente que la atención y el cuidado de los motores es más bien algo secundario en una barca que no abandona nunca el puerto.

Puesto que el reglamento era más o menos siempre el mismo, el aprovisionamiento idéntico siempre, el chapoteo en el puerto y el clima del país siempre igual… entonces, para tener ocasión de intercambiar ideas de cuando en cuando, se recurría a pintar de nuevo alguna parte de la barca. Y las buenas venerables señoras que el domingo, paseaban por el muelle, seguían repitiendo: “Oye, mira aquella barca, es mi preferida. Ya forma parte del paisaje. Es una barca fiel; no se mueve nunca”.

Un día murió el capitán…

(más…)

Imagen

Cuando…

acciongracias

Imagen

¡La fe mueve montañas!

enretrospectiva

Todo un año nuevo!!!!!

four-leaf-clover-1929875_960_720

“Cuando llegues a la ultima pagina del libro, ciérralo”. – Proverbio Japonés

Eso da a entender que hay que abrir otro libro. Hay que empezar de nuevo. Hay que escribir otra parte de la historia de nuestra vida.

“Este es el principio de un nuevo día. Dios me ha dado este día para hacer de él lo que yo quiera. Lo que haga hoy es importante porque estoy cambiando un día de mi vida por él. Cuando llegue el mañana, este día se habrá ido para siempre, dejando en su lugar aquello que cambie por él. Quiero que sea algo bueno, no malo; algo que tenga éxito, no fracaso; algo que valga la pena por lo que pague por él”.

Y lo mismo se podría decir del “Nuevo Año”, Hay personas que no obstante el año nuevo ha empezado, siguen viviendo en el pasado. No pueden olvidar los fracasos que experimentaron durante ese año, tal vez la pérdida de un ser querido, un divorcio, alguna desgracia familiar, en fin, no faltan circunstancias por las cuales atravesamos el año pasado, que quedaron grabadas en nuestra mente y es difícil olvidarlas, mas no imposible.

 

“Existen dos días de cada semana en los cuales no deberíamos preocuparnos. Dos días que deberían ser libres de cualquier temor y recelo. Uno de esos días es el ayer, con sus errores e inquietudes, sus aflicciones y sus dolores, sus carencias y desaciertos. Ayer ha pasado y para siempre, se encuentra más allá de nuestro control. Todo el dinero del mundo no puede lograr que Ayer regrese. No podemos anular ningún acto que hayamos realizado, borrar una sola palabra expresada o enmendar un solo error irrevocablemente. Ayer ha pasado y para siempre. Déjalo ir.

El otro día por el que no deberíamos preocuparnos es Mañana, con sus posibles adversidades, sus preocupaciones, su enorme promesa y pobre ejecución.

Mañana también esta mas allá de nuestro control inmediato. Mañana, el sol saldrá con esplendor o detrás de nubarrones, pero saldrá. Y hasta que lo haga no vamos a aventurarnos en el Mañana porque aun no ha nacido.

Esto nos deja solo un día: ¡Hoy! Y una persona puede pelear las batallas de solo un día. Ayer y Mañana son preocupaciones inútiles. Por lo tanto, resolvamos la jornada no más que un día a la vez”. – Robert J. Burdette

(más…)

Esta Navidad espero que…

cross-on-manger1

Mi alma espera en esta Navidad que…

Algunas personas dejen de estar agobiado por tantas responsabilidades.

Esa ama de casa deje de pensar en la ropa que lavar y los niños que atender.

Ese rudo hombre de negocios olvide los golpes de la vida y las traiciones de la empresa, y que por unos minutos, se desmorone en las rodillas del Creador.

El enérgico e incansable líder le cuente de sus miedos más ocultos y de aquello que lo acongoja en su ministerio.

A ese muchacho, al que la vida no le dio respiro, sienta el reposo del guerrero solo por estar en su compañía.

Esa niña que sufre violencia intrafamiliar y que sueña con una caricia sincera encuentre el abrazo del Padre.

Los niños migrantes a los que les ha sido negada la entrada a la felicidad puedan ver abierta la puerta que es Jesús.

Aquellos mas privilegiados puedan ayudar a los menos favorecidos.
Al menos una sonrisa franca puedas obsequiar con los que se crucen en tu camino.

A cada enfermo en un hospital le pueda llegar una esperanza para su vida al compartirle las bondades del cielo.

Cada persona responsable de proveer para su casa pueda llevar el alimento para su familia.

Aquellas mujeres que se quedaron solas con los hijos, puedan encontrar en nosotros apoyo y respaldo.

A todos los que perdieron a un ser querido les aliente la promesa de una vida permanente y duradera.

Que todos los que se quedaron sin trabajo no pierdan la fe que con Dios podrán seguir adelante.

A los que han sido victimas de la maldad en cualquiera de sus formas conozcan que para eso vino Jesús, para deshacer las obras del maligno.

Que a todos los niños en orfandad les podamos demostrar que en Jesús todos somos hermanos.

Todos podamos regocijarnos porque este mes viene a ser diferente, los corazones se sensibilizan, se respira un ambiente de paz y todo gracias a quien hace posible la Navidad, esto es, a Jesús el Verbo Humanado.

Nube de etiquetas