¡Viaja inteligentemente!

¡Levántate y anda!

129108-silla-de-ruedas

Recuerdo una vez que entró a la iglesia donde me congregaba una persona en silla de ruedas, todos miramos fijamente el esfuerzo que hacía al avanzar…Hasta que algo me impelió a levantarme e ir y llevarlo hasta adelante.

Se le podía ver la felicidad y esperanza en sus ojos, cuando el Pastor llamó al altar a orar, otro hermano se adelanto y lo pasó hasta adelante…muchos se reunieron alrededor y pusieron sus manos en él como en una cadena humana.

Terminó la oración, y el milagro no ocurrió…bueno, no el milagro que muchos esperaban, el hermano se quedo en su silla, pero se le podía ver radiante, su expresión denotaba una gratitud tremenda con Dios. ¡había sido perdonado! de ahí en adelante era el primero que llegaba y todos los recibíamos con gusto. Nos “peleábamos” el privilegio de acompañarlo hasta su lugar.

Ocurrieron dos milagros, el primero la salvación de este hombre, su nombre inscrito en el libro de la vida, y el segundo, pudimos comprobar que en el servir también está la felicidad, desde ese día el animo de muchos hermanos cambió, y se empezó a generar una dinámica de servicio en muchas otras áreas.

Él siguió en su silla, pero nos hizo poner de pie a todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: