¡Viaja inteligentemente!

En la ruta.

resizer

 

Y sigo caminando…sigo avanzando, no me detengo, aun falta mucho por recorrer, mucho que planear y muchas decisiones que tomar. A lo largo de este viaje y mientras vamos por este camino, a lo largo de la ruta, veremos muchos anuncios atractivos, que intentaran que nos desviemos o trataran de hacernos detener para no llegar a nuestro destino.

Los métodos para engatusarnos son muy atractivos: el esplendor de la vida, los placeres prohibidos, lo sensual y en general todo aquello que estimula nuestros sentidos, en algunos casos respondiendo a algo muy natural en nosotros. Cuando todo esto tiene éxito en engañarnos, nos volvemos vulnerables a su poder. Empezamos a caminar según los ojos de este mundo y la carne se apodera de nuestra voluntad.

No percibimos ya claramente lo que está bien y lo que está mal, y ese desvío generalmente empieza con lo que parece un pequeño giro: “Pruébalo una vez. Una cerveza o un cigarrillo o una película pornográfica no te va a hacer mal”. Lo que tienen en común todos esos “guiños de ojos” es que causan adicción. La adicción es un estado en el cual entregamos parte de nuestra facultad de decidir; al hacerlo, les damos a esas cosas poder sobre nosotros.

Sabemos que Si elegimos el camino indebido, elegimos el destino indebido. Pero aun así a veces nos paramos mirando algunos anuncios que parecen razonable: “¡Deténgase! No sea un fanático.” Los que caen en esa falsedad, quizás profesen creer en Dios, pero no toman en serio Sus mandamientos ni Su justicia. Se sienten seguros en su propia prosperidad y suponen que Dios debe de haber aceptado el camino que han elegido.

Estos anuncios del camino los he visto en el salón de clases, en tu lugar de trabajo, en las reuniones sociales, están por todas partes atrayéndote hacia ellos, tratando de hacerte pensar como los demás o como la mayoría. Pueden estar en libros de moda, en series televisivas o en leyes de algunos países.  Haciéndolo parecer legal. Aparecen también en las ideas del momento, ridiculizan a los que aman a Dios y ensalzan a los de “mente abierta” con pensamientos tortuosos.

No se dejen engañar. Escuchen las advertencias antiguas y modernas sobre el robo, cualquier tipo de intoxicación y todas las formas de pecado sexual. Procuran destruir tu espiritualidad por todos esos medios. Cuídense del aspecto atractivo y del resplandor de la diversión. Lo que  puede parecer entretenido puede ser espiritualmente fatal.

¿Qué podemos hacer? Mira el mapa, Sí, observa que no hay desvíos, afírmate en la Palabra, cuyas enseñanzas nos protegen del mal. No es suficiente saber que Dios vive, que Jesucristo es nuestro Salvador y que el Evangelio es verdadero; debemos seguir en el camino. Debemos seguir avanzando, llevando a la acción ese conocimiento, debemos poner en práctica lo aprendido, debemos cumplir nuestras responsabilidades, y debemos ser determinantes con el pecado, firme en nuestro carácter frente a lo que nos quiera hacer desviar del propósito a que fuimos llamados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: