¡Viaja inteligentemente!

Espantapájaros

espantapajaros01

Les quiero compartir esta figura campirana:

He tenido la hermosa oportunidad de ver muchos campos sembrados de maíz; Veo el esfuerzo del que rompe la tierra y la abona, del que siembra bajo los rayos del sol haciendo honor a la frase: “con el sudor de su frente…” veo al agricultor fertilizar la tierra, quitar toda mala yerba que impida el crecimiento. Lo veo esbozar una sonrisa cuando empiezan a salir los primeros brotes…Y luego lo veo moviéndose rápidamente de un lado a otro frenéticamente y con gritos, espantando a las aves que quieren comerse el fruto que apenas se asoma por las matas ya crecidas. Pero se cansa y además no siempre esta en el campo cultivado.

Respecto a esto, un día, a alguien se le ocurrió la brillante idea de construir algo para mantener alejadas a las aves, o al menos ese es el fin. ¿Saben a que me refiero? Si, al Espantapájaros, los pájaros le tienen miedo al dueño, y el hombre piensa hacer algo lo más parecido a Él. Toma unas ropas viejas, las rellena de paja y coloca a su creación en un pedestal.  Se ve grotesco. Al principio logra su cometido, da la impresión de que es alguien vivo, se parece un poco al verdadero. Luego los que quieren robar el fruto se dan cuenta que no se mueve como el verdadero, tampoco tiene vida. Lo que sigue es un total despojo en despoblado.

Muchas veces, nos sucede así en la vida cristiana, cuando nos volvemos sólo religiosos, creamos un fetiche de cristiano, lo vestimos con cualquier ropa, la que encontremos, ya en desuso, la rellenamos con pura paja, o sea las cosas externas que no son fruto de convicción, sino de puras poses estudiadas y fingidas, sabemos la Palabra pero no la vivimos, no la obedecemos…pura paja. Entonces cuando viene la prueba de fuego, viene el ladrón y por cierto, es astuto, no se acerca demasiado al principio, pero de a poco se da cuenta que no es la ropa del Señor. No se mueve ni vive como Él. Y entonces, el enemigo no entra por la puerta…pero ciertamente roba todo lo que has sembrado. – EMR

Romanos 13:14 “sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: