Editor: Esdras Mendoza Rios

Sesión 4 – Exclusividad del matrimonio

 Trabajo grupal previo:

¿Es posible y actual esperar hasta el matrimonio para mantener una relación sexual?

¿A qué llamarían sexo seguro?

¿Cuáles son algunos de los problemas de mantener sexo fuera del matrimonio?

 Puesta en común

Permitir el diálogo respecto a lo que los no cristianos consideran “sexo seguro”, y cuál es la opinión de los mismos respecto a quienes deciden esperar hasta el matrimonio para la iniciación sexual.

Desarrollo

Ser adolescentes en estos tiempos postmodernos no es para nada fácil, ya que tienen que enfrentarse con una cantidad de conductas que son consideradas buenas para la sociedad, pero que no lo son para ellos en particular

  1. Constante incitación al sexo. Además de lo que pueden hacer los medios masivos de comunicación incitando a las relaciones sexuales, el adolescente sufre la presión de sus pares. Es muy común, en rondas de adolescentes, escuchar a alguno de ellos comentando sobre sus conquistas sexuales (aunque éstas sean mentiras), que lo hacen parecer ante sus oyentes como “un super macho”. Quien aún no ha tenido su “primera vez” suele ser considerado como raro. Las personas “vírgenes” son víctimas de todo tipo de burla.
  2. Iniciación precoz en el sexo. Un artículo del diario Clarín del año 1995 señala que para esa época el 50 % de mujeres y el 72 % de los varones entre 13 y 14 años de edad ya se iniciaron sexualmente. Mientras que el Diario El Día de La Plata, Buenos Aires, en su emisión on line del día 5 de noviembre de 2001, revela un estudio realizado por la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) en la provincia de Entre Ríos, donde la edad de iniciación sexual oscila entre los 14 o 15 entre los varones y 16 o 17 en las mujeres.
  3. Lo siento y lo hago. Se suele oír que “los sentimientos no se pueden reprimir”. Entonces si se siente atracción por alguna persona, sólo es cuestión de llevarlo a cabo y hacerlo sin prejuicios. Una verdadera mentira del Diablo. Sentir atracción no es amar, y el sexo está reservado para un contexto de verdadero amor.

Lucas Leys, en su libro “Adolescentes, cómo trabajar con ellos sin morir en el intento”  escribe lo siguiente:

“Es sorprendente cómo aun los jóvenes educados en el evangelio entienden 1 Corintios 13 como algo romántico, y no perciben el tono de compromiso en sus afirmaciones. El engaño de Satanás es evidente. Si amar es sentir, ¿qué problema hay en tener relaciones sexuales absolutamente descomprometidas, si realmente lo siento? Empiezan por un intercambio desprejuiciado de besos y caricias sólo por el hecho de gustarse –comportamiento promocionado abundantemente por los programas dirigidos a los adolescentes- y, si todo va bien y siguen ‘sintiendo’, se ponen de novios y piensan que las relaciones sexuales ‘ya están resguardadas por el vínculo de amor’. Esta secuencia es la que buena parte de los adolescentes experimenta”

Los resultados de este tipo de actitudes están a la vista. Los embarazos adolescentes van en aumento aunque se gasten millones de pesos en campañas de prevención. Cada día son más las “niñas madres” que tienen que cargar, en la mayoría de los casos en soledad, con algo para lo cual aún no estaban ni física, ni psíquica, ni emocionalmente preparadas.

Las estadísticas al respecto son espantosas. Las consecuencias también lo son; ya que en la mayoría de los casos a una madre soltera se le hace muy difícil seguir estudiando. Tendrá que ver de qué manera cuidará de su hijo y cómo lo mantendrá.

¿Por qué exclusividad?

Si Dios, el creador del sexo, ha decidido reglamentarlo en los mandamientos séptimo y décimo, además de otros pasajes que encontramos en las Sagradas Escrituras, no ha sido por caprichoso, sino para mostrar a la humanidad el ámbito ideal para poder disfrutarlo a pleno. Las reglas de Dios son para nuestra protección.

  1. Las relaciones sexuales prematrimoniales están prohibidas ya que en ellas no existe un mínimo de compromiso; además de los sinsabores que ocasiona cuando sale a la luz.
  2. Una relación sexual, como Dios lo ha dispuesto, compromete todo nuestro ser: Cuerpo, mente, emociones, espíritu, fe, sentimientos. ¿Se logra esto en una relación ocasional? Ya vimos que no es así, cuando tratamos el término “conocer”.
  3. Al haber mantenido relaciones sexuales anteriores al matrimonio, se lleva a la cama matrimonial experiencias pasadas, inseguridades y traumas ocasionados por aquellas relaciones, que serán contraproducentes a la armonía y felicidad conyugal.
  4. El sexo es un regalo de Dios “maravilloso”; pero cuando no se lo vive como corresponde tiene consecuencias negativas, trágicas… lastima.

“Dios es un Padre atento, cuidadoso y protector, que desea profundamente evitarnos el sufrimiento innecesario, las lágrimas y las profundas depresiones. Las precauciones que nos pone delante el Señor, con respecto al sexo, se deben a su deseo cariñoso de protegernos… El sexo tiene un poder tremendo. Aprovechado como corresponde, ese poder puede llenar de luz y calor toda una relación”.

Sexo seguro (¿Preservativos?)

Con el eslogan “sexo seguro” se ha llevado adelante una multitud de campañas que pretendían servir de educación sexual, pero que eran nada más que campañas de prevención de embarazos no deseados y/o enfermedades de transmisión sexual.

Los estudios demuestran que no existe sexo seguro en estas campañas, que lo único que hacen es dedicarse a la entrega de preservativos (condones).

Últimas informaciones revelan que gobiernos como son Inglaterra y el de los Estados Unidos se han decidido a promover campañas de educación sexual basadas en la abstinencia; ya que las que se están llevando a cabo en esos países, basadas en la prevención de embarazos, están produciendo efectos contrarios a los esperados.

Aunque la desobediencia del hombre promueva y quiera sustentar lo insustentable, la realidad y el tiempo están demostrando que el plan de Dios ha sido y será el mejor. El hombre no puede planificar algo mejor de lo que el Creador ha diseñado.

¿Qué implica “sexo seguro” para los cristianos? ¿De qué manera deben cuidarse los adolescentes cristianos? Comparto a continuación algunas ideas extraídas del libro Sexo realmente seguro.

  • Cuando empiezan las caricias, se acaban las palabras. El respeto debe existir en toda relación, para que ni el uno ni el otro pasen los límites envileciendo a la persona que dicen amar.
  • Es riesgoso abrir las compuertas del deseo cuando no se está preparado para controlar esas emociones. Esto es una realidad muy patente en la etapa de la adolescencia
  • El sexo nos compromete a un nivel muy profundo, por ello debe estar reservado para “una persona y una ocasión muy especial”. Esa ocasión es el matrimonio establecido por Dios.
  • En una relación de noviazgo es necesario mantener un equilibrio entre los niveles físicos, emocionales y espirituales. “Hay que conversar sobre este tema”, no se puede dejar todo a la suerte del momento.
  • Los impulsos sexuales son poderosos, pueden engañar. Son difíciles de manejar hasta para personas maduras, ¡cuánto más para los adolescentes!

Para asegurarse de no ser una víctima de la tentación sexual se debería prestar mucha atención a las cosas que se realizan con la otra persona. Esto implica mantenerse alejados de toda actividad que puede provocar frustración y hacer sólo aquello que sea provechoso para la relación; cuidar que el contacto físico no domine las relaciones; mantener privadas las partes privadas del cuerpo. A esto podríamos denominar: “Trazar límites”

“Cuando se separa la sexualidad del campo de la relación humana integral y se la convierte en un placer puramente animal en realidad no se está viviendo a plenitud la experiencia de la sexualidad. Cuando se separa la sexualidad del resto de la vida de la comunión entre personas, del respeto a la libertad del otro, del esfuerzo por construir la vida en común, aunque se disfrute una parte del placer físico, no se está viviendo a plenitud las posibilidades de la vida sexual. Tenemos que recordar que Dios creó al sexo, que el sexo no es malo en sí mismo, pero que también Dios creó ciertas normas que permiten su vivencia en plenitud. No se trata simplemente de defender los valores de una sociedad en decadencia, sino de afirmar aquellos valores que se derivan de la persona de Cristo y su mensaje.

El verdadero amor sabe esperar hasta el momento adecuado.

 

Cómo fijar la enseñanza

Anime a los adolescentes a comprometerse en esperar hasta el matrimonio para la iniciación sexual. Es siempre más fácil no hacer aquello que previamente decidimos no hacer.

Anuncios

Comentarios en: "Exclusividad del matrimonio – Adolescentes IV" (2)

  1. HOMENIC FUENTES dijo:

    Cuando empiezan las caricias, se acaban las palabras..

    que gran verdad hermano; es un tema que siempre me a inquietado. Dios en su misericordia me saco del sexo rápido. crecí en medio de una sociedad con hambre de los placeres de la carne y como joven caí en las redes de la pornografía y la masturbación. oro por nuestros jóvenes EN cristo que DIOS LES DE FIRMEZA Y DISCERNIMIENTO ESPIRITUAL. ELLOS SON LOS QUE PUEDEN LLEVAR EL MENSAJE A OTROS JÓVENES que perdidos en su ignorancia caen en manos del enemigo.

    mi corazón llora hermano; y me inclina a doblar mis rodillas en oración por estos jovenes.

    gracias hermano; admiro tu valentía para abordar estos temas; seguimos de cerca tu trabajo y tu esmero. QUE DIOS TE SIGA BENDICIENDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: