Editor: Esdras Mendoza Rios

Toda nuestra vida está basada en principios, si yo pierdo uno de esos principios, ese principio puede afectar la ejecución de otro o de otros principios en mi vida, son algo así como unas fichas de dominó cuando se colocan una seguida de otra y luego se desploma la primera y todas las subsecuentes van cayendo una a una, a esto se le conoce como “El Efecto Dominó”. La vida humana es una cadena de factores, que no se pueden aislar unos de otros, esto es, todo lo que hacemos repercute en otros factores dependiendo de la decisión que tomemos.

Hay personas que intentan aislar algunos factores de sus vidas, por ejemplo, me he topado con hermanos que me dice: “Mire yo intento buscar a Dios, estoy bien en mi ministerio, en el trabajo, pero…a mi familia no sé que nos está pasando”, “Estoy bien con el dinero, con mi familia pero con mis amigos no estoy bien”, “Estoy bien con mi familia, con mi trabajo pero tengo problemas de dinero”.

¿Se dan cuenta? Si afecto un área de mi vida,  esto me va afectar en la totalidad. Los médicos ahora están hablando de medicina integral, lo que dicen es: para tratar sus problemas físicos, déjeme conocer como esta su hogar, sus sentimientos, sus emociones, sus pensamientos, porque ya se ha demostrado que lo que el cuerpo a veces refleja está conectado quizá no con algo físico pero si con algo emocional o peor aun con algo espiritual.

La vida humana es una cadena de factores, que no se pueden aislar unos de otros, hoy vamos a estudiar a un hombre que era bueno, fiel, entregado pero…había un factor en su vida que se había perdido.

2 Reyes 4
El aceite de la viuda

1 La viuda de un miembro de la comunidad de los profetas le suplicó a Eliseo:
—Mi esposo, su servidor, ha muerto, y usted sabe que él era fiel[a] al Señor. Ahora resulta que el hombre con quien estamos endeudados ha venido para llevarse a mis dos hijos como esclavos.  2 — ¿Y qué puedo hacer por ti? —le preguntó Eliseo—. Dime, ¿qué tienes en casa?
—Su servidora no tiene nada en casa —le respondió—, excepto un poco de aceite.
3 Eliseo le ordenó:
—Sal y pide a tus vecinos que te presten sus vasijas; consigue todas las que puedas.4 Luego entra en la casa con tus hijos y cierra la puerta. Echa aceite en todas las vasijas y, a medida que las llenes, ponlas aparte.
5 En seguida la mujer dejó a Eliseo y se fue. Luego se encerró con sus hijos y empezó a llenar las vasijas que ellos le pasaban.6 Cuando ya todas estuvieron llenas, ella le pidió a uno de sus hijos que le pasara otra más, y él respondió: «Ya no hay.» En ese momento se acabó el aceite.
7 La mujer fue y se lo contó al hombre de Dios, quien le mandó: «Ahora ve a vender el aceite, y paga tus deudas. Con el dinero que te sobre, podrán vivir tú y tus hijos.»

Ahora bien, veamos algunos aspectos del pasaje de estudio:

La biblia dice que la esposa de un siervo de Dios…no era una persona sin conocimiento de Dios, era un siervo de Dios, era un líder, la biblia dice: “La viuda de un miembro de la comunidad de los profetas” y llego esta mujer gimiendo, llorando con desesperación, hay muchas esposas de hombres que aun sirviendo al señor, que están llorando por dentro, no tienen ni a quien ir para contar sus problemas, y muchos de los problemas que ellas tienen en casa se deben a la mala admistracion del dinero.

Este hombre según se ve era un hombre importante al servicio de Dios y era un hombre fiel, era temeroso y constante, pero como a todos nos va  a pasar algún día, este hombre murió y ahí se empiezan a mostrar los problemas que generó, y uno de ellos es que este hombre se había endeudado.

La deuda no solo me esclaviza a mí en vida, sino a mi cónyuge cuando me muera, .ella dice: “mi esposo ha muerto y los acreedores han venido” Estamos llamados para ser una bendición en vida, y una prolongación de esa bendición después de mi muerte ¡Jamás! Una maldición, un factor determinante en la vida de toda mujer es la búsqueda de seguridad, no de riquezas, sino de seguridad, toda mujer anhela sentirse segura. Y esta mujer perdió su seguridad con la muerte de su esposo.

Noten también, que la deuda esclaviza a mis descendientes…no solo a mi esposa sino también afecta a mis hijos, “Ahora resulta que el hombre con quien estamos endeudados ha venido para llevarse a mis dos hijos como esclavos” tus malas acciones pueden derivar en mantener esclavos también a tus hijos, había una costumbre en ese tiempo que si yo tenía una deuda y me moría y tenía hijos varones, estos pasaban a ser de mi propiedad hasta que la deuda quedara saldada. Que tragedia, la esperanza de esta mujer estaba en la fuerza de trabajo de sus hijos, pero si le eran quitado, su situación se volvía terrible, se le acababa su fuente de provisión. Al morir este hombre así, le dejo 4 problemas a la familia, en primer lugar un problema familiar porque él murió, en segundo lugar dejo un problema económico porque la familia quedo endeudada, tercer problema, un problema social, porque sus hijos se volverían esclavos, y un cuarto problema fue un problema ministerial, porque le aseguro que sus hijos no iban a querer después servir a Dios, me he topado con hijos de líderes que no desean servir a Dios por las malas experiencias que han vivido en sus hogares, no tanto porque ese hombre o esa mujer hayan servido a Dios, sino porque no fueron buenos administradores de los recursos que Dios les dio.

Me encontrado a padres y madres que pasan sus vidas para dejar “suvenir” a sus hijos, que es un suvenir, son simplemente recuerdos. Recuerdos de que Dios los usó, recuerdos de lo que hicieron sirviendo a Dios, pero déjenme decirles que los recuerdos no alimentan a los hijos. Hay otros que están dejando trofeos, trofeos son logros como diplomas, títulos, menciones honorificas, se les reconoce en muchos lados menos en casa, al final ¿De qué sirven esos logros?

La cosa más importante que podemos dejar a nuestros hijos es una herencia, y ustedes dirán, hermano eso que se lo dejen a sus hijos los que tienen dinero…pero déjenme decirles que no estoy diciendo que deben de dejarles miles de pesos a los hijos, no, la primer herencia que podemos dejarles a nuestros hijos es en primer lugar su salvación, pero también que tengan un buen recuerdo de Dios, que ellos puedan decir, papá y mamá sirvieron aun Dios que proveyó todo el tiempo, no quedo dinero, pero nos dejaron una fe inquebrantable en un Dios que suple cualquier necesidad, nunca los desamparó y por lo tanto confiamos en que él será fiel con nosotros también. ¡Esa es la mejor herencia que podemos dejarle a nuestra familia!

La segunda herencia que les puede dejar es  por lo menos no les deje deudas, esa es una buena herencia ¿Cuántos lo creen así?

Las deudas convierten a la familia en objetos de compasión y carga de parte de otros,  Eliseo le dice a esta mujer al ver su necesidad: “¿Qué puedo yo hacer por ti?” Dios no nos ha llamado a levantar una familia que sólo inspire compasión, sino una familia que sea fuente de compasión, no es lo mismo ser objeto de compasión a ser fuente de compasión. Cuando somos fuente encontramos propósitos grandes y hermosos y cuando somos objetos de compasión perdemos el propósito para lo cual hemos sido creados, recuerden lo que Dios le dijo a Abraham “Te bendeciré” – serás objeto de mi compasión pero luego dijo: “Y en ti, serán benditas todas las familias de la tierra.” – serás fuente de compasión, porque tú te compadecerás de otras familias. 

Esto es grande, sabemos que somos fuentes de compasión para los demás, pero que triste es ver familias aun en las iglesias que solo inspiran compasión y además han llegado a ser una carga para otros. De tal manera que la gente dice: “Que puedo yo hacer por ti”. Dios no quiere eso.

Fíjense también que la deuda termina dejando a la familia sin nada: “Le pregunto el profeta: ¿Que tienes?” y ella respondió: “Su servidora no tiene NADA en casa sino un poco de aceite. Al parecer ya otros se habían adelantado y llevado como tipo embargo todas sus cosas. En otras palabras mis hijos y yo estamos durmiendo literalmente en el piso. No tenemos absolutamente nada, sino un poco de aceite. La Biblia habla mucho sobre las fianzas y las deudas, y nos da ciertos principios acerca de esto, en el libro de proverbios leemos: “No te comprometas por otros ni salgas fiador de deudas ajenas; porque si no tienes con qué pagar, te quitarán hasta la cama en que duermes.” (Prov. 22: 26 y27).

¡Qué triste es perder todo por una mala administración!

Pero hay más, las deudas exponen a la familia a la dependencia externa de gentes fuera de su hogar: “Sal y pide a tus vecinos que te presten sus vasijas…”el profeta le dijo: está bien voy a hacer algo, pide a tus vecinos sus utensilios, en otras palabras, para que suceda lo que va a pasar necesitas depender ahora de gente externa a su hogar, noten que esta mujer tuvo que ir a pedir prestado…todo lo contrario a lo que la Biblia dice en Deuteronomio “Tu prestaras y no pedirás prestado” (Deut. 28:12-13), esa es la verdad, nunca se nos debe olvidar, que aunque tengamos un buen trabajo o buenos ingresos, siempre tenemos que depender de Dios, pero tener que depender de la gente extraña es muy, pero muy doloroso y penoso además, y eso NO es lo que Dios quiere. Dios es misericordioso, a veces cometemos tremendos errores, y Dios en el momento más crítico nos saca, pero escuche… y aquí está la clave…la deuda me limita a ver milagros por compasión y no por glorificación.

¿Qué es un milagro por compasión? Es por ejemplo cuando tenemos el agua cubriendo nuestra cabeza y Dios viene nos auxilia y nos saca. Pero solo fue por un momento especifico, después, si no cambio mi estilo de vida, voy más adelante y vuelvo a estar en la misma condición, otra vez el agua hasta aquí, pasamos noches sin dormir, angustias, desesperos y otra vez Oh Dios, ayúdame por favor, y Dios en su compasión viene y me vuelve a levantar, pero entre milagro y milagro yo no descanso, porque entre milagro y milagro no duermo, no como bien.

Los milagros de glorificación, son aquellos, que siempre se ven continuamente en nuestra vida, a cada momento, a cada paso, ¿Se acuerdan cuando dice en la Biblia que Dios les daba maná al pueblo cada día? Ellos no se angustiaban por las noches, ¡oh que comeremos mañana!, ¡no!, se levantaban porque sabía que el maná estaba allí. Y mientras caminaron 40 años en el desierto,  su calzado no se agoto, es más, fueron los primeros calzados elásticos, porque aunque les crecía el pie, el calzado también crecía. Ese es un milagro por glorificación, hay hermanos que dicen no hemos vuelto a ver milagros en la iglesia, yo me acuerdo cuando me convertí que se veían mas milagros, pero perdónenme, yo veo los milagros de Dios todos los días, el sólo hecho que pueda respirar sin tener un tubo a mi lado con unas mangueras conectado a mis pulmones  ese es un milagro, el solo hecho que pueda estar en familia con mi esposa y mis hijos en casa en paz eso también es un milagro, que tenga salud, que tenga comida, aunque no sea gourmet pero que haya provisión en casa y aun haya para compartir eso es un milagro. Esta mujer recibió un milagro por compasión, porque es el milagro que sucede para librarme de las consecuencias de mis malas decisiones, y Dios en su misericordia nunca nos deja, pero el milagro por compasión cesa cuando ya la necesidad está cubierta, pero un milagro por glorificación exalta la gloria  de Dios, muestra la calidad del Dios en quien creemos y nos levanta la calidad de vida que debemos  vivir los hijos de Dios para exhibir su grandeza.

Si alguien lees esto y dice: “soy de las personas que normalmente no alcanzo a llegar a fin de la quincena, o al fin de mes, estoy súper, pero súper endeudado ¿Qué puedo hacer? ¿Cómo salir de una situación de compasión a una situación de glorificación?”

Entonces continúe leyendo

Primera cosa que debemos hacer: Pare ya las deudas. No se meta mas Diga: “Ya no más”, no siga viviendo en ese ambiente, decida hoy mismo ya no mas deudas, renuncie a todo lo que puede endeudarlo y luego de esta decisión los milagros van a cambiar de compasión a glorificación., pero tienes que decir:  “no más, ya me canse de esto” cuando tú dices “no más” Dios dice “No más”.

Segundo salga de las deudas que Ya tiene y para eso utilice los recursos que tiene. “¿Qué tienes?  .le pregunta el profeta – “no tengo sino un poco de aceite “Muy bien por lo menos tienes algo, algo debes de tener tu, quizá no tienes mucho pero algo es algo, y recuerda que Dios no necesita mucho para operar, Dios puede alimentar a multitudes con unos pocos peces, porque Dios es grande, que tienes, algo debes de tener, comienza con lo que tienes, y dígale Señor yo quiero salir de esta situación, y aquí esta esto en tu altar y veras como Dios te da ideas ¡tremendas¡ de que cosas puedes hacer para aumentar tus ingresos.

En tercer lugar no esperes que Dios haga todo, haz tu parte, “Sal y pide y consigue todas las que puedas ”…Dios va a hacer el milagro pero no va a hacer lo que tú puedes hacer, Dios va a multiplicar el aceite pero las vasijas las buscas tu, conozco a muchos hermanos que están pidiendo un milagro al Señor, pero ellos no están haciendo absolutamente nada, y “el que no hace no verá” hay algo que tenemos que hacer, por lo menos busque las vasijas

Cuarto lugar, obedezca los principios de Dios, noten que el profeta no dio detalles, no le dijo que el aceite se iba a multiplicar, de cómo podía venir el milagro, solo dio instrucciones, y eso significaba que esta mujer tenía que creer y obedecer. No discutir, Dios cuando va a dar los milagros nunca nos da detalles, el solo nos dice “haz esto” de lo demás me encargo yo en el camino. Amen Porque si él nos dijera lo que va a hacer, todo el mundo seria obediente, El principio de Dios es: Obedece aunque no lo entiendas, obedeces aunque no veas claro, obedece aunque no sea como tú lo quieres, pero si Dios lo dice: ¡Hágalo!  Y cuando empiezas a obedecer Dios comienza a operar. Pero cuando Dios nos dice algo, el nos encamina y nos pone en un desafío de fe, para que yo haga lo que él me está diciendo. Hermano, sea obediente,  ¡Si quiere ver milagros de Dios viva bajo los principios de Dios!

La provisión sobrenatural de Dios llega hasta donde llega mi pro actividad, “Tráiganme más, y dijo un hijo, ya no hay más” y dice la Biblia que en ese instante “ceso… el… aceite” hay mucha gente que es reactiva, camina hasta donde hay camino, piden hasta cuando consiguen, y cuando dicen ya no hay más – ¡Ya no hay más! A Dios le agrada la gente proactiva no la reactiva, si este muchacho en lugar de haber dicho “no hay más”, hubieran dicho:  “no habrá vasijas pero aquí hay una cajas o algo tiene que haber”, si ellos hubieran buscado más, el aceite hubiera seguido fluyendo, ¿Cuántos creen que así sucede? Y cuando dijo: “Ya no hay” el aceite ceso de fluir. Dios quiere hacer milagros con y por tu familia, pero si te quedas sentado, y no te mueves y no abres tu mente a lo que Dios quiere hacer no vas a ver sino hasta donde tu digas: “Hasta aquí llegué”. Dios está esperando que nosotros vayamos adelante, la mayoría de las veces quien marca el límite de la victoria no es Dios siempre es el hombre, cuando dices: “Ya no más, ya no puedo” hasta ahí llegó el aceite, cuando dices “Ya no más” – “ya no hay más” el aceite llegó hasta donde hubo vasijas.

La pregunta que tengo hoy para ti este día es: “¿Hasta donde ha llegado tu pro actividad?” la pro actividad significa ir mas allá de donde otros llegan, el reactivo reacciona, el proactivo se dispara, el reactivo responde cuando le piden, el proactivo va antes de que le digan, el proactivo siempre está pensando un kilometro más adelante, y esta abriéndose camino y Dios por supuesto que esta abriéndole camino a él de una manera tremenda, hermanos, si quieren ver la gloria de Dios, comiencen a ser proactivos. Y recuerda que Dios te llamo para cosas grandes, el te llamo y esta a tu lado, no te conformes con lo poco, comienza a caminar en otra perspectiva y veras el poder de Dios en acción.

Comience a ser más responsable, “ahora ve a vender el aceite y paga tus deudas”, ¿No podría Dios mejor hacer que la deuda se olvidara, o tocar el corazón de los acreedores y que le perdonaran la deuda? Muchas veces es lo que esperamos cuando pedimos un milagro, pero noten la instrucción de Dios para tu vida, vende el aceite y no te comas el dinero, paga tus deudas, vende el aceite pero no te compres caprichitos, Dios le dice: Vende el aceite y lo primero que tienes que hacer es pagar tus deudas, en otras palabras, sea responsable, yo he encontrado gente en las iglesias, que están endeudados, Dios les da milagros y lo menos que hacen es pagar sus deudas, digan “que es lo primero que tengo que pagar”, porque ¡Dios bendice la responsabilidad!, toda la familia tuvo que trabajar responsablemente para ver el milagro, el trabajo que este hombre debería haber hecho durante toda su vida, lo pudo hacer la familia en pocos días, muchos de nosotros queremos ver milagros financieros, sin siquiera sudar una gota de sudor, vean los grandes milagros de la Biblia y fíjense bien, siempre están acompañados por entrega y pasión de parte de los protagonistas, vemos a Josué al cual Dios le dice Esfuérzate y se valiente, vemos a David luchando con las fieras y luego contra el gigante, vemos a Elías pasando momentos duros y demostrando que Dios es el único poderoso, Moisés que ya hasta le faltaban las fuerzas al levantar sus manos al cielo y se las tenían que sostener, todo esto implica esfuerzo y es ahí donde Dios bendice, Dios no apapacha la irresponsabilidad ni bendice al perezoso.

Recordemos un poco un principio de la física: la primera ley de movimiento de Newton establece que un objeto en movimiento tiende a permanecer en movimiento, y que un objeto en reposo, tiende a permanecer en reposo. Esta ley se aplica a la gente. Mientras que algunos son naturalmente impelidos hacia complejos proyectos, otros son apáticos, requiriendo motivación para vencer la inercia. La pereza, siendo un estilo de vida para algunos, es una tentación para todos. Pero la Biblia es clara en que como el Señor, quien es un Dios trabajador, ordenó el trabajo para el hombre,  y lo llamo sabio, “Vé a la hormiga, oh perezoso, mira sus caminos, y sé sabio.” (Proverbios 6:6).

La Biblia tiene mucho que decir acerca de la pereza. Los Proverbios especialmente, están llenos de sabiduría concerniente a la pereza y advertencias a la persona perezosa. Ellos nos dicen que una persona perezosa odia el trabajo: “El deseo del perezoso le mata, porque sus manos no quieren trabajar.” (21:25); le encanta dormir: “Como la puerta gira sobre sus quicios, así el perezoso se vuelve en su cama.” (26:14); da excusas: “Dice el perezoso: El león está en el camino; el león está en las calles.” (26:13); desperdicia tiempo y energía: “También el que es negligente en su trabajo, es hermano del hombre disipador.” (18:9); él cree que es sabio, pero es un tonto: “En su propia opinión el perezoso es más sabio que siete que sepan aconsejar.” (26:16); ¿Hasta cuándo, perezoso, estarás acostado? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño? (6:9). Proverbios también nos dice cual sera el final que le espera al perezoso: “La mano de los diligentes señoreará; mas la negligencia será tributaria.” (12:24); su futuro es sombrío: “El perezoso no ara a causa del invierno; pedirá, pues, en la siega, y no hallará.” (20:4); nunca será prosperado: “El alma del perezoso desea, y nada alcanza; mas el alma de los diligentes será prosperada.”

Me desespera escuchar a predicadores que hablan mucho de prosperidad y le dicen a la gente, da tu ofrendita y Dios te va a bendecir, Yo sé que cuando ofrendamos Dios nos bendice, pero si tú no pagas tus deudas, aunque ofrendes ¡no verás la bendición en tu vida! ¡Yo no creo en milagros financieros cuando la gente simplemente pasa al altar o da una ofrenda! A menos que esa ofrenda y ese acto de fe vaya acompañado con responsabilidad. ¡Paga tus deudas! Se responsable en la administración de tus dineros, y eso incluye tu vida devocional y agradecida para con Dios, entonces verás muchos más milagros y verás las ventanas de los cielos abriéndose sobre de ti y de tu familia. ¡Pero tienes que ser responsable!

Cambia tu estilo de vida de aquí en adelante, no intentes vivir un estilo del cual tú no puedes mantener, he encontrado muchísima gente que viven muy por encima de lo que sus posibilidades le permiten, pagan rentas en lugares muy caros, compran en lugares lujosos, se compran artículos de novedad que no necesitan, ajústense a su realidad, fíjense como los verdaderos millonarios, no se dan el lujo de tirar el dinero como muchos de nosotros, empecemos por ajustar nuestro estilo de vida, note como el pasaje termina con 4 palabras que son verbos, estas son palabras claves en todo el pasaje, vean el verso 7, léanlo y díganme si las ven, una palabra clave en un pasaje es aquella que enfatiza todo el relato o todo el pasaje visto…  Ve, Vende, Paga, y Vive.

Notan como aparece en secuencia, como un escalón tras otro en una escalera que va para arriba, el Señor nos dice esta mañana, vamos da un paso y levanta tu pie hacia el primer escalón: Ve, luego uno más: Vende, más arriba: paga,  y en los que siguen: vive.

 

¿Quieres salir de tu situación?

 

Ve, muévete, no te quedes sentado, no estés agarradito de la mano de alguien que te lleve, párate, camina, anda, haz algo, no te quedes con los brazos cruzados haber quién te da, ¡cuando tú te mueves Dios se mueve contigo!

Y cuando Dios te dé, vende, significa, invierta de lo que recibió para poder sacar más, y si es posible, venda cosas que no le sirvan, que están de más en su casa, muchas de esas cosas nos podrían liberar de una gran parte de nuestras deudas, anda vende.

Y cuando recibas dinero, paga, no gastes, paga, recuerda que hay una deuda por delante que te está quitando el sueño.

Y después…vive, ahora si vive tranquilamente, ahora si duerme sin sobresaltos, no vivas mas en angustias y desesperación, ahora si disfruta; y ahora que vives comienza a dar pasos hacia adelante, hay pasos claves que podemos hacer, déjenme decirte que hay gente que cuando reciben su sueldo, ya lo deben, porqué no hacemos lo contrario, pónganse una meta después de que pague deudas, comience a ahorrar y diga: “Yo quiero tener al menos una quincena adelante” o sea yo quiero vivir con el sueldo de la quincena anterior,  y tener ahorrado una quincena “Por si acaso”, es difícil ¡claro que lo es! pero no es imposible, además no se logra de la noche a la mañana, por eso les digo, ¡guarden! Va a llegar el momento en que vean cumplida esa meta y ahora que, un paso más, vamos a guardar para tener 2 quincenas adelante. Que tranquilidad cuando lleguen a lograrlo, ahí empiezan a estar en paz con ustedes mismos, ya tenemos un colchón donde caer, porque sin colchón, cuando caemos, caemos al piso y nos estrellamos, vive así con responsabilidad y veras que vale la pena vivir así para la gloria de Dios.

Fíjate bien: ¡Vive! No dice: preocúpate ahora por lo que tienes, o amontona dinero, porque eso es avaricia, dice Vive Ahora sin problemas podrás darle a Dios, podrás darle al pobre, podrás moverte con libertad, y ¿sabes lo que va a pasar? Vivirás milagros de glorificación de parte de Dios y tu serás el canal para muchos de las bendiciones que Dios hará para ti. Ya eres una fuente de bendición para los demás,  y esto será todos los días.

Ya no te verás suplicando un milagrito por compasión, no, los milagros vendrán a tu vida como el mana en el desierto, porque Dios es bueno, Grande y Poderoso.

Predicado en la Iglesia Cristo Vive el día 20 de Marzo del 2011, por el Hno. Esdras Mendoza Ríos.
Anuncios

Comentarios en: "Un hombre Santo pero…endeudado" (10)

  1. Adrian Mendoza Rios dijo:

    Felicidades hermano. Es un mensaje super inspirador y sobre todo bíblico. Te aseguro que me servirá para predircarlo uno de estos días. nunca había escuchado este emnsaje así. Gracias. Dios te bendiga.

  2. Maycol Moran dijo:

    Sin duda que esta revelacion que Dios le ha dado es una buena bendicion para los hijos del Altisimo……….normalmente se predica sobre Eliseo y la viuda sin tomar en cuenta al siervo y su irresponsabilidad……es un mensaje de exortacion a los creyentes.Animo y siga en esa busqueda de los misterios del Reino…..bendiciones…….

  3. JAVIER GARZON dijo:

    Gracias hermano por tu mensaje es de muy buena enseñanza para mi vida estaba necesitado de esa palabra tan vivificante DIOS TE CONTINUE BENDICIENDO.

  4. Franco Grijalva dijo:

    Y que hacer cuando ya no puedes salir de las deudas, ya perdi mi casa y vehiculo para tratar de pagar, ni siquiera deudas reales, sino de personas que aprovecharon y alteraron valores en unas letras de cambio,y que a pesar de haber presentado pruebas, pareciera que Dios esta ocupando hasta a los injustos para darme “mi merecido” y me ha llevado hasta una encrucijada, y pues ya no tengo ni donde vivir, y he tenido que hacer trabajos humillantes y por amor a mi hijo lo he hecho, soy un profesional, pero lavando platos y grasas sucias, gano mas que ejerciendo mi profesion y ni siquiera deseo que mi hijo vea lo que hago y he clamado tanto a Dios, pero ha cerrado todas las puertas, ya no se que quierre de mi, tanto que a veces ya le digo Dios aunque ya no estes conmigo, al menos no estes en contra de mi,

    • Lo que pasa es que no tienes que pagar letras de cambio alteradas….eso es fácil comprobar con peritos en Grafología!!!!!!
      Entiendo tu situación porque se que se siente pasar por momentos de escasez…pero no debemos culpar a Dios de nuestra situación. ¡No, Señor! El merece siempre nuestra alabanza, de el proviene todo lo bueno para nuestra vida…a menos que su mano se haya extendido sobre nosotros por casusa de su justicia – que también es perfecta- pero aún así el ha provisto de la solución perfecta: “Volveos a mí, dice el Señor y yo me volveré a vosotros”. Estaré pidiendo a Dios por tu vida.

  5. Esteban Alvarez Laura dijo:

    GRACIAS POR EL CONSEJO HERMANO YO SOY CATÓLICO PERO TE AGRADEZCO MUCHO, ESTOY PASANDO POR UNA SITUACIÓN MUY DIFÍCIL CON MI ESPOSA Y MI HIJA RECIEN NACIDA PERO SE QUE SI ME PROPONGO SALDRÉ CON LOS CONSEJOS QUE ME DISTE Y SIEMPRE ESTARÉ AGRADECIDO CON NUESTRO PADRE DIOS POR HABERTE DADO SABIDURÍA QUE DIOS TE BENDIGA

  6. deudora diversa dijo:

    Me va ser muy util esta informacion, yo soy catolica, pero en mi vida paso alreves del pasaje biblico yo estoy endeudadisima no mi esposo, pero aun asi este pasaje si lo agarre para mi es veredad tengo que hacer todo para pagar mis deudas ya crecieron me me sumergi en una depresion porque no tenia trabajo y ya le preste a mis familiares y aun asi no salgo y ahora hasta a ellos les debo, y aun no encuentro trabajo, y si me cayo el veinte cuando se dice que si voy a la iglesia y doy mi diezmo pero no estaba pagando mis deudas y si me da los remordimientos por eso deje un tiempo de ir pero a misa siempre todo los domingos porque pertenecia a un grupo de renovacion y pues con mi actitud dejaba mal al grupo religioso, la verdad me estoy haciendo responsable de mis actos y deseo la salvacion de mi Dios, voy a seguir buscando para salir y vivir en tranquilidad que lo anhelo mucho ya que tiene ya 5 años que no existe tranquilidad en mi vida aunque me lleve un tiempo mas en conseguir esa tranquilidad, confio que asi sera con la ayuda solo de Dios mi salvador.

  7. RAFAEL SARMIENTO dijo:

    Gracias Señor por hablarme hoy de una manera tan clara. AMEN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: